Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Autores > María Pascual, la más famosa ilustradora de cuentos infantiles

María Pascual, la más famosa ilustradora de cuentos infantiles

Consiguió una gran popularidad por la delicadeza, belleza y sencillez de sus dibujos.

03 de febrero de 2024. Mariola Díaz-Cano Arévalo

Qué: Biografía de la ilustradora de libros infantiles María Pascual

María Pascual Alberich (Barcelona, 1933-2011) es seguramente una de los primeros nombres femeninos que se dedicó a la ilustración y las historietas y adquirió un reconocimiento y prestigio desconocidos hasta entonces. Su inmenso legado abarca desde mediados de los años 50 hasta casi nuestros días.

Sin duda, muchos lectores, aunque sean tal vez más lectoras y todos de cierta edad ya, guardan un cuento, tebeo, revista femenina, libro troquelado o tomo recopilatorio de tapa dura, o un recortable de muñecas en particular con algunas de sus preciosas y características ilustraciones.

Para las nuevas generaciones que no la conozcan, hacemos un repaso de su vida y trayectoria. También completamos la terna de grandes dibujantes pioneras junto a Purita Campos y Trini Tinturé.

 

Cuentos de Perrault ilustrados por María PascualMaría Pascual y su estilo de ilustración inconfundible

María Pascual comenzó su carrera a finales de los años 40 y trabajó alternando para editoriales como Ameller (Los Mil y un cuentos, Princesita), Marte (Sam, Cuentos Mariposa) y Toray (Azucena), donde más destacó su obra. Colaboró también con trabajos esporádicos con la todopoderosa editorial Bruguera.

Pero no solo ilustró tebeos o cuentos clásicos como los de los hermanos Grimm, obras de Tolstoi o Andersen, Perrault, Dickens y hasta una Biblia infantil, ya que también son muy famosas aquellas colecciones de muñecas recortables que llevaban su nombre y que asimismo editaba Toray como Las muñecas de María Pascual y Muñecas recortables María Pascual.

Sus ilustraciones son particularmente reconocibles por un estilo que se aprecia en los trazos suaves y el extraordinario uso del color, entre los que destacaban los ocres y azules. Además, imprimió mucho dinamismo y expresividad en sus personajes, cuyos rostros de gestos especialmente cariñosos y pícaros fueron la marca de la casa de esta autora.

Consiguió una gran popularidad por esa delicadeza, belleza y sencillez de sus dibujos, que conquistaron a todo tipo de público, dibujos que también se usaron como decoración de habitaciones infantiles, en pantallas de lámparas o cuadros. Imposible no sentirse conmovido por figuras y rostros como los de Cenicienta. Los ojos grandes y narices pequeñas en caras redondas y pecosas adornadas con largas cabelleras. Trazos que enamoraban. Así que inevitablemente los niños se enganchaban a las historias.

Pero María Pascual también cuidaba mucho los detalles de la ambientación alrededor de sus personajes. Así son abundantes las escenas adornadas de flores, animales, objetos animados o joyas. Todo embellecía el conjunto y mostraba a la perfección esa calidez encantadora y casi mágica.

Además, añadió su gusto por la moda y el diseño. Su fondo personal formado por más de 2.000 dibujos se encuentra en la Biblioteca de Catalunya.

 

La carrera de la ilustradora María PascualLa carrera de la ilustradora María Pascual

María Pascual trabajó con el Grupo Océano, con títulos como Cuentos infantiles, La Biblia infantil, Fábulas y Las Mil y una noches. Y también hizo publicaciones que no solo eran amenas, sino también didácticas, como Aprendo inglés con María Pascual, Aprendo Matemáticas o Mi Primer Diccionario.

Como curiosidad, su obra El Sexo contado a los pequeños se difundió en España, Sudamérica y en algunos otros países de Europa.

Ahora se pueden encontrar colecciones, como la de Planeta De Agostini, que hace unos años ponía a la venta los Cuentos Inolvidables de María Pascual con títulos como La princesa triste, Pulgarcilla, La cenicienta, El Pastor Mentiroso, Pulgarcito, La guardadora de gansos, Blancanieves y Rojaflor, Las Tres Princesas, El sastrecillo valiente o Piel de Oso entre otros.

Pero sus libros se siguen encontrando en grandes superficies y cadenas de librerías y están dirigidos tanto a las nuevas generaciones como a las que quieran recordar esa infancia adornada por los dibujos de esta gran ilustradora. Su obra permanecerá atemporal en belleza.

 

Comentarios en estandarte- 0