Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Autores > H. P. Lovecraft, el innovador del género de terror

H. P. Lovecraft, el innovador del género de terror

Howard Phillips Lovecraft, el escritor de culto que murió en el anonimato y la pobreza total.

15 de junio de 2024. Mariola Díaz-Cano Arévalo

Qué: Biografía de Howard Phillips Lovecraft (H. P. Lovecraft)

Howard Phillips Lovecraft (generalmente conocido como H. P. Lovecraft) fallecía el 15 de marzo en 1937. Hablamos del novelista norteamericano referente por la innovación de aportar una mitología propia –la de Los mitos de Cthulhu– al género del terror con sus relatos, que también incluyeron la ciencia ficción.

H. P. Lovecraft había nacido el 20 de agosto de 1890 en Providence (estado de Rhode Island) en Estados Unidos.

 

Howard Phillips Lovecraft, el niño prodigio

Su infancia estuvo marcada por la muerte de su padre en un centro psiquiátrico cuando le diagnosticaron paresia, una ausencia parcial de movimiento voluntario que es síntoma de la esclerosis múltiple, y una fase terminal de neurosífilis. Pero es que tampoco tuvo una buena relación con su madre, que era una puritana ultraconservadora que no le dio ninguna muestra de cariño.

A ella se le ha atribuido el comportamiento a veces extravagante que mostró Lovecraft durante toda su vida. Su sobreprotección provocó que le costara convivir y relacionarse por sus pocas habilidades sociales, lo que también condujo que prefiriera estar solo y evadirse a través de su imaginación.

mantuvo una estrecha relación con su abuelo materno, Whipple Van Buren Phillips, con el que compartía su afición por leer. A Lovecraft lo fascinaban especialmente los clásicos como Las Mil y una Noches, la Ilíada y la Odisea. Su muerte lo afectó tanto que incluso pensó en suicidarse, pero logró superarlo gracias a su gran curiosidad por la cultura y el aprendizaje.

 

Lovecraft y Sonia Greene

Cuando murió su madre, Lovecraft estuvo en una convención de escritores aficionados en Boston y allí conoció a Sonia H. Greene, hija de inmigrantes judíos, viuda y siete años mayor que él. Se casaron y se mudaron a Brooklyn, pero tuvieron problemas económicos generados por la crisis en la que ella perdió la tienda de sombreros que regentaba, y tuvo que marcharse para buscar trabajo. Lovecraft se queda en Nueva York, sin nada que hacer tampoco.

Fue una época en la que empezó a simpatizar con el fascismo y poco más tarde el matrimonio se divorciaba amistosamente. Lovecraft siguió viviendo en Nueva York y relacionándose con autores como Robert E. Howard o Robert Bloch, para quienes trabajó como escritor fantasma.

 

El Círculo de Lovecraft y los Mitos de Cthulhu

Ese fue el grupo que creó y en el que cada autor tenía asignado un seudónimo y compartía sus ideas, conceptos y personajes a través de cartas. Tampoco fue una buena época por la sensación de frustración y soledad que lo invadía constantemente.

Fue el período más fecundo de su obra y en el que escribió sus títulos más importantes como los incluidos en los Mitos de Cthulhu. Trece relatos entre los que destacan La llamada de Cthulhu, El caso de Charles Dexter Ward En las montañas de la locura, ya publicado en los años 30.

 

Evolución literaria de H. P. Lovecraft

Se dio en tres etapas: una primera gótica, desde 1905 a 1920; otra onírica hasta 1927, y una final, que se basó en la filosofía cosmicista, hasta 1937. Este último pensamiento describe el cosmos como un inmenso y hostil todo que reflejaba muy bien la vida de Lovecraft, su aislamiento y concentración en sus cerrados y muy particulares mundos literarios y paralelos para esa existencia propia.

Lovecraft falleció a causa un cáncer de intestino en la ciudad que lo había visto nacer. Fue en el anonimato y la pobreza total. Lo enterraron tres días después en el panteón propiedad de su abuelo Phillips.

Terminamos con una de sus propias frases: «La muerte es misericordiosa, ya que de ella no hay retorno; pero para aquel que regresa de las cámaras más profundas de la noche, extraviado y consciente, no vuelve a haber paz». 

 

Comentarios en estandarte- 0