Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Novela > Todo puede empeorar, la divertida novela de Joaquín del Palacio

Todo puede empeorar, la divertida novela de Joaquín del Palacio

Una divertida novela de fracasos que convergen dando forma a una tragedia moderna.

11 de julio de 2024. Estandarte.com

Qué: Todo puede empeorar Autor: Joaquín del Palacio Editorial: Ediciones Azimut Año: 2023 Páginas: 536 Precio: 21,90 €

Hacer reír solo con palabras es algo siempre complicado, y más aún provocar carcajadas reales que brotan del interior sin freno, incontenibles. Joaquín del Palacio consigue hacernos reír en su novela Todo puede empeorar, publicada por la editorial Azimut, en una historia cuyo fundamento son las colisiones entre los intereses de sus cuatro protagonistas, con un trasfondo agrio, descarnado, de fracaso rampante que conforme avanza la novela va a peor.

El argumento es en teoría muy simple: Pedro es un ejecutivo de publicidad que tras una serie de decisiones erróneas se ha arruinado. Loreléi, una rica empresaria muy rancia y estirada, le conoce y le encarga un trabajo siniestro consistente en intentar romper la relación que su hermano Ferrán, un vividor ocioso al que solo le importa la juerga nocturna, tiene con Angie, una argentina guapísima que ha venido a Madrid en busca de un futuro mejor para su hija.

Lo simple tiende al enredo y al leer la novela llega un momento en que las motivaciones de los personajes son tan humanas y están tan llenas de matices que nos impiden vislumbrar al malvado de la historia, porque en cierta medida todos ellos lo son, sus propios fracasos convergen dando forma a una tragedia moderna narrada en primera persona desde cuatro puntos de vista, los de sus cuatro protagonistas principales, bien construidos en cuanto a su psique, personalidad y motivaciones.

Ese señuelo de la narración en primera persona permite incluir una capa de sentimientos mucho más complicados de ofrecer por un narrador común, y es a la vez un ejercicio de estilo complejo que podría tener resultados catastrófico si no se emplea bien. En este caso el resultado está bien construido porque nos introduce de lleno en la mente de los protagonistas, en sus inseguridades y sus incertidumbres, en sus deseos y maldades.

Decíamos al principio que hacer reír únicamente con letras es complicado porque los recursos son limitados. En este caso el autor ha sabido incluir en los momentos precisos escenas políticamente muy incorrectas, descarnadas, hasta escatológicas a veces, que incluso a los más pelmas les arrancarán sonoras carcajadas y después de leerla nos queda la duda de si esta novela es de humor o es una tragedia en la que en momentos puntuales surge el disparate como si fuera una bomba oculta entre sus páginas.

Otro detalle que nos atrapa es la parte visual; al leerla se puede llegar a ver con la fuerza de una serie o una película y eso permite que el lector se deje atrapar por la historia desde sus primeras páginas y no la pueda soltar hasta el final, que por cierto es espectacular en cuanto a su puesta en escena y completamente inesperado.

El resultado por comparación con elementos conocidos condensa Las amistades peligrosas de Laclos, Los santos inocentes de Delibes y La conjura de los necios de Toole pero ambientada en Madrid, donde la propia ciudad ejerce como un quinto protagonista. Sin duda es una novela muy recomendable si quieres entrar en una historia donde el amor, el sexo, la codicia y el fracaso se mezclan con unas risas que en determinados momentos serán realmente incontenibles.

 

Comentarios en estandarte- 0