Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Comic > Cybersix: la heroína más sensual y peligrosa de Carlos Trillo

Cybersix: la heroína más sensual y peligrosa de Carlos Trillo

"Yo, Cybersix, Adrián, lo que sea, ¿soy realidad?"

05 de enero de 2024. Iván de la Torre

Qué: Cybersix Autores: Carlos Trillo (guion); Carlos Meglia (dibujos) Editorial: Planeta de Agostini Año: 1997 Páginas: 96 Precio: 5€

Cybersix muestra la soledad de una mujer que se siente humana pero no lo es, alguien que debe sobrevivir en una ciudad hostil, acosada por enemigos que la superan en número y recursos, creándole una ansiedad que la hace profundizar todavía más sus dudas, miedos e incertidumbres, obligándola a replegarse en su álter ego, el tímido profesor de literatura Adrián Seidelman.

Como el Sónoman de Oswal (pero treinta años después), Trillo toma los elementos más reconocibles de los superhéroes norteamericanos (el protagonista poderoso pero conflictuado; el genio malvado e inescrupuloso; los personajes secundarios reconocibles por sus tics) renovándolos con una mezcla irreverente de humor e ideas tomadas de la mejor literatura fantástica, desde la inevitable referencia a Frankestein (el creador obsesionado con destruir a su criatura rebelde) pasando por el tema del doble, presente en Borges y Pessoa («El cotidiano secreto de regresar a mi minúsculo apartamento. Y empezar a dejar de ser Adrián Seidelman. Quitarme estas ropas de hombre que me disfrazan durante el día. Verificar en el espejo que aún sigo siendo mujer»), hasta el cuestionamiento de la realidad característico de la mejor ciencia ficción especulativa: «¿Dónde está la realidad y donde la ficción?... Yo, Cybersix, Adrián, lo que sea, ¿soy realidad? Como creación de la mente de un hombre, ¿no seré más ficción que realidad? ¿Y si lo que tengo en la cabeza es un proyector de imágenes que me hace creer que estoy viva, que soy una pobre muchacha perseguida por los malos cuando todo es un espectáculo que mi creador observa desde una butaca de cine como si fuera una película de Ridley Scott? ¿Y si soy un holograma? O peor, ¿si soy un ser con toda su vida programada por ese padre infame que me hizo salir de una probeta? Tal vez el mismo Von Reichter ha escrito mi historia completa antes de mi nacimiento:

  • Nacerá de probeta y crecerá en la selva.
  • A los nueve años, se eliminará a sus 4999 hermanos.
  • Se salvará porque un viejo criado negro huirá con ella por Brasil.
  • Mataremos al criado negro, 3 años después, en la aldea de pescadores donde oculta a la niña.
  • Ella, huérfana de ese padre falso, tratará de llegar a la ciudad, a Meridiana. Allí, como abundan los seres de creaciones Von Reichter Inc, podrá robar sustancia para sobrevivir.
  • Se hará con la documentación de un niño muerto llamado Adrián Seidelman.
  • Bajo esa identidad masculina, se sentirá a salvo y ensenará literatura en un colegio de los barrios bajos.
  • Recuperará a Data 7, su amiga pantera, que también habrá huido del laboratorio de la selva y se habrá refugiado en Meridiana...

¿Quién soy? ¿Que soy? ¿Dónde está la realidad? ¿Existo?».

Junto a sus novelas gráficas Custer y Looking for Hoover, (un cómic injustamente olvidado y pocas veces reeditado), Cybersix es el gran homenaje de Trillo a la obra de Philip K. Dick, autor de clásicos de la mejor ciencia ficción como Ojo en el cielo, Ubik, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, Los tres estigmas de Palmer Eldritch, Tiempo de Marte y Valis.

El guionista contó cómo surgió la idea de escribir esta obra tan particular: “Cybersix nace de una noticia muy rara con unos embriones: había un matrimonio de chilenos muy ricos que no podían tener chicos, entonces en Australia, donde parece estar muy avanzado el tema de la clonación, consiguieron producir embriones que quedaron congelados en frascos porque no podían colocárselo a la mujer durante un período de tiempo. Entonces la pareja vuelve a Chile, tiene un accidente y se mueren. Se armó un escándalo internacional por los herederos de la pareja muerta. Se planteaba el problema de cómo funcionaba la legislación internacional a los efectos que esa criatura que todavía no existía terminara siendo el heredero universal de los muertos. Entonces todos los demás herederos se abalanzaron para tratar de destruir los embriones. Me pareció muy atractiva esa historia, y de ahí salió Cybersix. Cuando apareció el tema de la clonación y la oveja Dolly, nos llamaron de todos los diarios italianos diciéndonos que nosotros éramos precursores porque habíamos creado a Cybersix, que era una especie de criatura de laboratorio. Tuvimos que inventar respuestas para responder sobre la clonación. Los millonarios chilenos existieron como tantos otros casos menos notables de inseminación de mujeres con semen anónimo congelado en la heladera. No me gusta la ciencia ficción y siempre que hago alguna historia del género me escapo de las naves espaciales y los monstruos de cara fea. Los monstruos, como le dije una vez a Toutain cuando quería que Custer pasara en el espacio alienígena, pueden estar dentro de nosotros. La revista 1984 de España, que estaba llena de gentes con dos cabezas y embarcaciones que surcaban el espacio, publicó Custer, una historia que solo presentaba un corrimiento de la realidad y permitía, tantos años antes, el Gran Hermano que vino después. Cybersix era un ser humano siendo una criatura de laboratorio. Y eran monstruos otros que habían salido de vientre de madre. El tema de los diferentes, de los discriminados, ya formaba parte de la literatura del siglo XIX, después de todo, con sus Hyde y sus Frankensteins. Con Carlitos Meglia estábamos seguros de que nos habían plagiado en Dark Angel (la serie de James Cameron protagonizada por una jovencísima Jesica Alba que tuvo dos temporadas, en la cadena norteamericana Fox). Los lectores de Cybersix que veían la serie de televisión de Cameron también. Intentamos avanzar en un juicio contra Cameron y la Fox. No fue posible porque el comic no deja como posibilidad económica enfrentar a una multinacional del espectáculo. No teníamos con qué pagar abogados en Los Ángeles para llevar adelante una reivindicación de nuestra historia original. La gente de la Disney de Europa considera que hay un antes y un después de Cybersix”.

 

Comentarios en estandarte- 1

1 | Luz María Mikanos 05-10-2023 - 04:00:45 h
Increíble obra anticipatoria en algunos de sus ejes narrativos! Y la pregunta de oro: Soy realidad? Existo? Gracias por incluir este artículo de lujo!