Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Infantil-y-juvenil > Kafka: Un artista del trapecio

Kafka: Un artista del trapecio

La editorial Narval publica un álbum ilustrado por Sesé.

15 de julio de 2012. Estandarte

Qué: Un artista del trapecio Autores: Franz Kafka / Sesé Editorial: Narval Año: 2012 Páginas: 32 Precio: 15 €

Narval Editores ha publicado una preciosa versión de Un artista del trapecio, el texto de Franz Kafka, ilustrado por Sesé. Un artista del trapecio -como es bien sabido, este arte que se practica en las alturas de los grandes circos es uno de los más difíciles a los que los hombres pueden dedicarse- había dispuesto su vida (escribe Kafka en la traducción de Lai Liñán) de tal modo que, primero por un mero afán profesional de superación, luego por una costumbre que se volvió tiránica, mientras trabajaba en la misma compañía, permanecía en su trapecio noche y día.

Franz Kafka (Praga, 1883 - Kierling, Austria, 1924) desarrolló su obra en lengua alemana. Su obra se considera de indudable influencia en la literatura contemporánea pese a la brevedad de su contenido. Kafka estudió Derecho en la Universidad de Praga y consiguió trabajo como pasante. Publicó su primera novela, Contemplación, en 1913 y apenas dos años más tarde sale a la luz la que se convertiría en su obra más conocida, La Metamorfosis (1915)

Su vida se vio marcada por la tensa relación mantenida con su padre, sus complicadas relaciones sentimentales y finalmente por la tuberculosis, enfermedad que consumió los últimos años de su vida. Tras la muerte de Kafka en 1924, su amigo Max Brod incumple los últimos deseos del escritor y publica sus obras de manera póstuma, América, El castillo y El proceso, entre 1925 y 1927.

Su obra es expresiva, como ninguna otra, de las ansiedades y la alienación del hombre del siglo XX. También viene a expresar las relaciones entre literatura y amenaza, como señala Blanchot. Su importancia es tal que en varias lenguas se ha acuñado el adjetivo "kafkiano" para describir situaciones que recuerdan a las reflejadas por él. Lo que ocurre, como señala Coetzee, es que siendo el menos psicológico de los escritores, Kafka tuvo un sentido penetrante de las obscenas interioridades del poder. Pero es cierto que puede entenderse de otro modo: Sebald describe la llegada de K. al Castillo como la elección del país de la muerte.

Sesé, ilustrador, fotógrafo y músico, es miembro de Túrnez & Sesé y profesor en la Escuela Massana de Barcelona. Para saber más sobre su obra puedes visitar www.sese.ws y www.myspace.com/turnezisese

Comentarios en estandarte- 0