Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Infantil-y-juvenil > Trece velas en la recámara, de Julia San Miguel Martos

Trece velas en la recámara, de Julia San Miguel Martos

Una novela juvenil sobre los horrores de la guerra y su idealización.

24 de mayo de 2024. Estandarte.com

Qué: Trece velas en la recámara Autora: Julia San Miguel Martos Editorial: Malas Artes (Colección Poder Elemental) Año: 2023 Páginas: 134 Precio: 16 €

Julia San Miguel Martos lanza su primera novela tras escribir más de diez cuentos infantiles para las editoriales Bruño, Edebé o Kalandraka. Trece velas en la recámara quedó entre los siete finalistas del I Concurso de Novela Juvenil Edebé México 2014

Trece velas en la recámara ve la luz tras quedar entre las cinco finalistas del I Certamen Calíope de Novela Juvenil 2022, organizado por la editorial Malas Artes.

La historia sigue los pasos de Mike, un adolescente que pide a sus padres participar en un extraño juego sobre la guerra como regalo de su decimotercer cumpleaños. “Este es el libro que nunca me hubiera gustado escribir, pero que me gustaría que nuestros hijos leyeran. Es un libro comprometido y responsable. Un pequeño intento de concienciar y ser conscientes de que debemos seguir construyendo un mundo mejor”, comenta Julia San Miguel Martos.

 

El largo camino de Trece velas en la recámara

Aunque Trece velas en la recámara llega ahora a librerías y portales de venta online, su origen se remonta diez años atrás, cuando la autora quedó impactada por una fotografía publicada por Amnistía Internacional de un niño vestido de militar con un arma en la mano, bajo la leyenda: “No está sucediendo aquí, pero está sucediendo ahora”. Durante este tiempo, el libro ha obtenido el reconocimiento de la editorial Edebé México al quedar entre los siete finalistas del I Concurso de Novela Juvenil en 2014.

Para la autora, Trece velas en la recámara pone de manifiesto la problemática de los niños soldado, que continúa sin resolverse a pesar de todas las denuncias de las ONG. “No podía quedarme de brazos cruzados, y menos desde que soy madre”.

 

Los acontecimientos históricos y Trece velas en la recámara

Trece velas en la recámara pretende que los lectores vivan en primera persona algunos acontecimientos históricos, como la guerra civil española o el desembarco de Normandía. “De siempre me ha llamado mucho la atención la fascinación que produce todo lo relacionado con la guerra, la permisividad ante el horror y la violencia en pro de lo épico frente a lo ético. Desde niños, en el colegio, nos presentan la Historia como una sucesión de hechos bélicos sin apenas reflexión acerca del impacto emocional y de sus consecuencias”, dice la autora. Ahora, Julia San Miguel comparte con el mundo Trece velas en la recámara para alertar de esa fascinación.

 

Sinopsis y extracto de Trece velas en la recámara

¿Quieres saber lo que siente un soldado de verdad en el frente de batalla? ¿Te gustaría ser testigo de algunas de las contiendas más importantes de la Historia y participar en ellas? ¿Estás harto de jugar siempre en tu casa detrás de una pantalla? Ven a ser uno de los nuestros. ¡Elige un escenario, equípate con nuestro armamento y lucha por tu vida!”.

Este anuncio es justo lo que Mike estaba buscando para celebrar sus trece años de una forma más original con sus amigos. No es muy del agrado de sus padres, pero su perseverancia derribará todas las reticencias. Cuando llega el ansiado día, desde primera hora las emociones confluyen y se van sucediendo a tanta velocidad que da vértigo mirar el decorado de cartón piedra que los engulle. Aunque todo era un juego. O eso parecía.

«Sentía la boca seca. Al oír aquel chasquido comenzó a imaginar cada uno de los movimientos del soldado, aproximando la mirilla de la metralleta a la cara, el ojo izquierdo mirando fijamente por ella, aguantando el aire, ajustándose la culata al hombro, sosteniendo con fuerza el arma, apuntando hacia el centro de aquel agujero y, con la frialdad del poderoso, despacio, muy despacio, saboreando cada segundo de aquella maniobra, acercando el dedo índice al gatillo…

Mike cerró los ojos. Tres…, dos…, uno…

—¡No malgastes una bala! —ordenó una tercera voz—. No merece la pena. ¿Qué esperas conseguir con espantar unas cuantas hojas secas? Solo vas a asustar a las hormigas.

—Es preferible esperar y encontrárnoslo de frente. Quiero reírme de la cara que pondrá antes de verle morir.

—Tenéis razón. Sigamos rastreando, no debe andar muy lejos.

El eco de sus estremecedoras carcajadas tardó bastante tiempo en desaparecer.

Luego, todo quedó en silencio.

Mike notaba el peso de los troncos sobre el pecho, con la boca y la nariz ahogadas en la tierra que se apelmazaba en su cara como un puñado de moscas muertas.

No te pongas nervioso, Mike. Mantén la calma. Tú puedes. Relájate. Piensa, Mike, piensa. Deja de temblar y sudar como un mísero cobarde. Si tienes alma de perdedor, serás un perdedor. Y tú habrás sido el único culpable».

 

Julia San Miguel Martos, autora de Trece velas en la recámara y otras obras

Julia San Miguel Martos (Madrid, 1965) cursó sus estudios de Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid. Desde tiempos que ya no recuerda, compagina su trabajo de gestora en corrección de textos con la escritura. Se ha formado en talleres literarios, con un recuerdo especial a los cursos impartidos por Clara Obligado.

Ya en el instituto comenzó a obtener diferentes premios en relato y poesía, que aún continúa cosechando. Ha publicado en Kalandraka (Oso y su diente de leche; El monstruo de Ricardo), SM (entre otros, El soldado de plomo; La historia de Trufo; Nubes para una fiesta; Mus, el cartero saltamontes; Nora, la ballena blanca), Bruño (El gatito invisible; Los tres camellos magos) y Edebé (Remedios desesperados para intrusos desobedientes).

 

 

Comentarios en estandarte- 0