Síguenos en:   

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > Emoticonos y emojis, palabras de 2019

Emoticonos y emojis, palabras de 2019

Estas figuras están premiadas por Fundéu como palabra del año 2019.

11 de enero de 2020. Estandarte.com

Qué: Emoticonos y emojis 

Tras elegir escrache en el 2013, selfi en el 2014, refugiado en el 2015, populismo en el 2016, aporofabia en el 2017 y microplástico en el 2018, el equipo de la Fundación del Español Urgente (Fundéu) ha optado por destacar el papel de estos pequeños símbolos en la comunicación. Los emoticonos, los emojis y sus evoluciones (bitmojis, memojis, animojis…), son la palabra del año 2019.

Lo son las figuras, es decir, este año la palabra del año no es una palabra, sino otro signo de comunicación. ¿Por qué?: “porque han llegado para quedarse, porque todos los empleamos con naturalidad en las conversaciones más espontáneas del día a día, porque conviven en armonía integrados en nuestra lengua y porque el español no debe temerle nunca al progreso”, según cuenta la crónica de Judith González Ferrán, miembro de la Fundéu.

“Comunicar la mayor cantidad de información en el menor tiempo posible, con el menor coste posible, hace que todos recurramos diariamente a esos pequeños elementos que, al alcance de nuestra mano y nuestros dedos, condensan gran parte de lo que queremos decir en el espacio que ocupa tan solo un carácter”, continúa la argumentación.

Fundéu ha escogido a estas pequeñas unidades de significante y de significado teniendo en cuenta, como lleva haciéndolo desde  la edición de 2013, “que sean términos que hayan estado, en mayor o menor medida, presentes en el debate social y en los medios de comunicación. Por otro, que, por su formación, significado o dudas de uso, ofrezcan interés desde el punto de vista lingüístico y hayan sido, por tanto, objeto de alguna de las recomendaciones que ha publicado diariamente la Fundéu BBVA durante el año”. Lo ha hecho, según informan, considerando que el español se ha adaptado en muchas ocasiones a los cambios tecnológicos sin minar su integridad lingüística.

“No se trata de que los emoticonos y los emojis vayan a venir a robarle palabras al español, ni de que en el futuro todos acabemos hablando solo con estas piezas […] Se trata de que son una ayuda en nuestra comunicación diaria. Cuando escribimos a otra persona que no tenemos cerca, los emoticonos ayudan a suplir toda la pragmática que compartiríamos si estuviéramos en el mismo lugar. Ayudan a comunicar todo el contenido suprasegmental: la entonación, por ejemplo; los gestos, la carita sonrojada que insertamos en WhatsApp después de disculparnos…”.

¿Frente a quién se han impuesto esas caritas o el pulgar hacia arriba? Los finalistas de 2019 han sido:

• electromovilidad
• desglobalización 
• neonegacionismo
• exhumación
• DANA
• huachicolero
• seriéfilo
• influente
• albañila
• cúbit
• superdesempate 

El origen de los emoticonos se encuentra en los años noventa como símbolos creados con signos de puntuación y que suelen leerse inclinando la cabeza: :-), ;-) o :-(. Los emojis, por su parte, nacieron en Japón ya en el siglo XXI y son caracteres Unicode que se muestran como pequeñas figuras en color con valor simbólico.

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espa�ol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electr�nico
  • varios