Síguenos en:   

Portada > Noticias > Varios > El tatuador que amaba la ortografía

El tatuador que amaba la ortografía

El Instituto Caro y Cuervo, en Bogotá, corrigió tatuajes con erratas.

27 de septiembre de 2015. Estandarte / cartelurbano.com

Qué: el Instituto Caro y Cuervo y el tatuador Pipo corrigen los tatuajes con erratas y faltas de ortografía. Cuándo: Festival de la Palabra (del 7 al 11 de septiembre de 2015). Dónde: Bogotá (Colombia).

Kiko Rivera no actuaba en Colombia aquel día, pero hubiera podido acercarse a la capital del país caribeño para corregir todas las faltas de ortografía de sus tatuajes. El Instituto Caro y Cuervo, que depende del Ministerio de Cultura de Colombia, programó una original actividad en la cuarta edición de su Festival de la Palabra, que tuvo lugar en Bogotá entre el 7 y el 11 de septiembre. El tatuador Carlos Herrero “Pipo” corrigió las faltas de ortografía y palabras mal escritas —las erratas, en resumen— de todo aquel que quiso acercarse para poner remedio a los fallos de la tinta... con más tinta.

Tatuajes imposibles con tipos de letra que cuesta imaginar, hasta que los encuentras ocupando un cuerpo; faltas de ortografía que claman al cielo... El Instituto Caro y Cuervo y Pipo han rectificado, por ejemplo —según leemos en cartelurbano.com—, la frase del Che Guevara que Tatiana —profesora de castellano— luce en el antebrazo, y que se alza como un monumento al [sic.]: «Si avanzo segidme si me detengo. empujadme, si retrocedo; matadme». Tatiana, que en su momento debió enfrentarse a las burlas d e sus compañeros de universidad, ya ha puesto en su sitio las comas, los puntos y las mayúsculas.

Otra corrección de Pipo y el Instituto Caro y Cuervo han sido los errores en el tatuaje de Christian, que en su pantorrilla lucía las palabras objetibo —en lugar de objetivo— y aboluto —en lugar de absoluto—, en un fragmento de la Carta de Independencia de los Estados Unidos. Christian no se dio cuenta hasta meses después de haberse hecho el tatuaje, con diecinueve años. Algo similar a lo que ocurrió con Fabián, que en el estudio del tatuador no cayó en que la palabra sonrisa no se escribe sonrrisa, tal y como figura en su piel.

Ya sabes: lo hecho, deshecho está gracias al Instituto Caro y Cuervo, y Pipo. De todas formas, si Bogotá no te pilla cerca, consulta en caso de duda nuestra sección para el buen uso del idioma español, y así evitarás faltas de ortografía y errores en tus tatuajes... y en su escritura.

Noticias relacionadas:
- Kiko Rivera y sus faltas de ortografía tatuadas
- Tatuajes literarios: frases en la piel

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 1

1 | Bartolo Pino García 30-09-2015 - 16:22:13 h
Como de enmendar errores se trata, ortográficos o de otra índole, sirva este detalle a modo de reparación para la frase que erroneamente se atribuye al Guerrillero de América, Ernesto Guevara de la Serna. Fue Julio Antonio Mella, fundador del Partido Comunista de Cuba junto a Carlos Baliño, quien extendió entre la juventud cubana de su época la farse conminatoria, aunque tampoco es de su autoría. La frase pertenece al general del Ejército Católico y Real de la Vandea, Henri du Vergier, conde de La Rochejaquelein. La versión original sentenciaba: "Si j'avance, suivez-moi; si je meurs, vengez-moi; si je recule, tuez-moi".

  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espa�ol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electr�nico
  • varios