Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Biografias > San Patricio de Irlanda, de Philip Freeman

San Patricio de Irlanda, de Philip Freeman

Una biografía rigurosa y aún más impactante que la construida de mitos.

16 de junio de 2024. Estandarte.com

Qué: San Patricio de Irlanda Autor: Philip Freeman Editorial: Palabra Año: 2017 Páginas: 224 Precio: 16,90 €

Aunque la figura del patrón de Irlanda, San Patricio, se ha visto envuelta por la leyenda, su verdadera historia es más atractiva que los mitos que se le atribuyen. En San Patricio de Irlanda, Philip Freeman da vida al Patricio histórico y a su época con gran agilidad, con una nueva traducción de las dos excepcionales cartas en las que expuso su biografía y sus creencias, y que todavía hoy sorprenden por su pasión y elocuencia.

Hace quince siglos, un anciano escribió en Irlanda dos de las cartas más notables que nos han llegado desde la antigüedad. Patricio había ejercido durante décadas como sacerdote y obispo en esta isla en el fin del mundo, a pesar de la amenaza constante de la esclavitud y la muerte, para llevar la nueva fe a un pueblo ajeno al decadente Imperio Romano. Pese a estas dificultades, fue capaz de que el pueblo de Irlanda abrazase su misma forma de vida.

Hoy millones de personas le recuerdan todos los años, en el Día de San Patricio. Pero, ¿qué es lo que se conmemora? La expulsión de las serpientes de Irlanda, las luchas a muerte contra los druidas paganos y el empleo de un trébol para explicar la Trinidad son fábulas piadosas. La verdadera historia de Patricio es mucho más atractiva que las leyendas medievales, y se conoce por las dos cartas que escribió, la dirigida a los soldados de Coroticus y su Confesión.

Si se pueden leer hoy, es porque Patricio se vio obligado, al final de sus días, a escribirlas: la primera, como condena a un rey esclavista y a su banda de piratas mercenarios, y la segunda, en defensa de su obra, contra las acusaciones de otros clérigos. 

Los detalles que Patricio ofrece de su vida son escasos y, con frecuencia, tentadoramente difusos: se sabe que nació como ciudadano romano en Britania a finales del siglo IV. Su abuelo fue sacerdote, y su padre, diácono cristiano y decurión romano, un cargo importante en la magistratura local. Recibió al menos su educación inicial en latín, como todo hijo de las clases altas romanas. Siendo adolescente cometió un pecado no especificado, tan horrendo que estuvo a punto de acabar con su carrera décadas después en Irlanda. Poco después, a los 15 años, fue secuestrado por piratas irlandeses en su hacienda familiar en Britania, cerca de un lugar llamado Bannaventa Berniae. Escapó de Irlanda en un barco de marinos paganos, y consiguió regresar finalmente a Britania con su familia.

Más tarde volvió a Irlanda para anunciar el evangelio cristiano, y fue ordenado obispo. Predicó en zonas a las que no había llegado la labor misionera, y afrontó enormes dificultades, incluyendo amenazas, secuestros, robos y violencia. Durante sus últimos años, un grupo de sus conversos, recién bautizados, fue asesinado o esclavizado por un cruel rey inglés llamado Coroticus, que dio origen a su Carta a los soldados de Coroticus. También en esa época fue acusado por otros miembros de la Iglesia de corrupción, y empleó su Confesión para desmentirlo con rotundidad.

Philip Freeman es profesor de Historia Clásica y Estudios Celtas en el Luther College de Decorah (Iowa). Realizó sus estudios doctorales en la universidad de Harvard, impartiendo clases como profesor visitante en las universidades de Boston y Washington (St. Louis), además de en la Harvard Divinity School, en la American Academy de Roma y el Instituto de Estudios avanzados de Princeton. Ocupa recientemente la cátedra Fletcher Jones de Cultura Occidental de la Universidad de Pepperdine (California).

Es autor de numerosos libros que han sido reseñados en importantes medios como The New York Times y The Wall Street Journal entre otros.

Comentarios en estandarte- 0