Síguenos en:     

Portada > Noticias > Libros > Padres e hijos: los mejores libros

Padres e hijos: los mejores libros

Una selección para disfrutar más allá del 19 de marzo.

19 de junio de 2016. Estandarte

Qué: Los mejores libros sobre padres e hijos. Cuándo: Día del Padre.

Muchos países celebran hoy el Día del Padre. Nosotros hemos querido reunir algunas de las mejores obras escritas sobre la relación entre padres e hijos —y también alguna hija—. Libros con más rabia que humor, admitimos, para regalar —y leer, y releer— mañana... y cuando te apetezca. ¡Es lo que tienen los buenos libros!

 

Padres e hijos (1862)
Iván Turguénev
Traducción de Joaquín Fernández-Valdés Roig-Gironella
Alba

Vladímir Nabokov afirmó que se trataba no solo de «la mejor novela de Turguénev», sino que nos encontrábamos ante «una de las obras más brillantes del siglo XIX». Los padres y los hijos del genio ruso representan dos generaciones enfrentadas: lo viejo contra lo nuevo, lo que desaparece y lo que se forja... En una Rusia que, de forma inconsciente, vive las últimas décadas del esplendor de los zares. Arkadi y Bazárov acaban de graduarse en la universidad, y viajan a la hacienda de la familiar de Arkadi para disfrutar de unas vacaciones. Un libro en el que Iván Turguénev trabajó durante años, y que en cierto modo se nutre de su propia experiencia vital.

 

Padre e hijo (1907)
Edmund Gosse
Traducción de Luis de Terán
Belvedere

El poeta y crítico inglés —bibliotecario, amigo de los prerrafaelistas, espero en escultura, profesor en Cambridge o descubridor de Henrik Ibsen para los lectores británicos— consagró su vida a estas dos disciplinas, pero es recordado por esta emocionante autobiografía, que se lee como una emocionante y compleja carta de amor —y desamor— a los orígenes. Gloses se creo en una familia puritana, que le prohibió el contacto con los otros chicos de su edad, le facilitó un único libro —La Biblia— y cuyo padre, Philip Gosse, rechazaba las teorías de Darwin. Este libro se lee como la historia de un hijo que se convierte en sí mismo a pesar de sus circunstancias, pero también como un acercamiento de primera mano a la sugerente vida cultural y social de la época victoriana.

 

Carta al padre (1919)
Franz Kafka
Traducción de Joan Parra Contreras
Debolsillo

Aseguran los críticos que se trata de la carta más famosa del siglo XX, y que se trata —al mismo tiempo— de una de las más raras paradojas de la literatura: su destinatario jamás recibió la carta. De hecho, pese a escribirla, Franz Kafka ni siquiera decidió enviársela a su padre. El autor de La metamorfosis la escribió de un tirón entre el 4 y el 20 de noviembre de 1919, y decidió dirigirla a su padre, Hermann Kafka, comerciante judío en la ciudad de Praga. Escrita en un estilo que su propio autor calificó de abogado, la carta es un memorial de las relaciones que había mantenido con su padre desde su nacimiento. En ella, Kafka le reprocha la actitud de abusos e hipocresía en la que su padre convirtió las relaciones familiares, y revela muchos aspectos interesantes para comprender mejor algunos de los aspectos más oscuros de la obra de Kafka.

 

Mi idolatrado hijo Sisí (1953)
Miguel Delibes
Austral

Regresamos a la ficción con la historia de Cecilio Rubes, burgués de provincias, fabricante de bañeras, cuya vida termina siendo atravesada por la Guerra Civil. Dividida en tres partes —tantas como épocas de nuestra historia recorre—, Delibes aborda en ella la educación con la que Rubes convierte a Sisí —su único hijo— en un ser cobarde y egoísta. Un baile de amores, desamores, embarazos y casualidades que habla de la importancia de las decisiones de los padres en el destino de los hijos, y que lo hace con el tono realista y desgarrado tan habitual —y tan gustoso— en Delibes. Una obra sobre padres e hijos, sí, sobre hombres y mujeres, pero —sobre todo— una novela contra los desastres de la guerra.

 

Léxico familiar (1963)
Natalia Ginzburg
Traducción de Mercedes Corral
Lumen

No se trata de una obra centrada en la relación entre un padre y una hija, pero en esta novela de no ficción —que se lee como las memorias de la magnífica escritora, y a la vez como una suerte de historia de Italia— hay un personaje poderosísimo: Giuseppe Levi, padre de la escritora. Levi fue científico, médico y profesor de anatomía: con él se formaron —ahí es nada— tres ganadores del Premio Nobel. Desarrolló su carrera profesional en Turín, y durante varias décadas —cumplidos ya los cincuenta años— se sacrificó para luchar junto a sus hijos contra el avance del fascismo en Italia: estuvo encarcelado, se le arrebató la cátedra universitaria, tuvo que exiliarse y vivir en la clandestinidad… Natalia Ginzburg traza un retrato divertido y lleno de ternura de su padre, que aparece y desaparece en el libro, y con quien estamos siempre deseando reencontrarnos.

 

Mi padre y yo (1968)
J. R. Ackerley
Traducción de Rafael Ruiz de la Cuesta
Anagrama

A Truman Capote le parecía «la autobiografía más original» que había leído nunca, y Donald Wyndham lo definió como «un cruce entre el David Copperfield de Dickens, las confesiones de Rousseau y la pornografía más moderna». Mi padre y yo es el libro que esperaríamos de un exquisito provocador como Ackerley: en él aborda la doble vida de su padre, un adúltero que mantuvo dos familias paralelas sin que ninguna conociera la existencia de la otra. Y Ackerley vincula esa vida de su padre con la suya propia: la de un homosexual burgués que busca compañía entre los jóvenes del proletariado. Una investigación en el pasado, y al mismo tiempo una confesión desde el presente.

 

Patrimonio: una historia verdadera (1991)
Philip Roth
Traducción de Ramón Buenaventura
Debolsillo

De acuerdo: a Philip Roth no podemos pedirle que sea amable, pero quizá este sea su libro más lleno de —sí, ¡en Roth!— cariño. El escritor se transforma en el hijo para contar la vida de su padre: Herman Roth, un agente de seguros jubilado, que lucha a sus ochenta y seis años contra un tumor cerebral. Fue un hombre fuerte, lleno de genio y encanto, que ahora se enfrenta a la muerte a través de los ojos de su hijo. Una reflexión honesta sobre la vulnerabilidad del amor, la relación entre padres e hijos, el miedo a la muerte —y la propia conciencia de la muerte—, y un canto a la tenacidad de quienes sobreviven pese a todo.

 

El padre (2003)
Edward St. Aubyn
Traducción de Cruz Rodríguez Juiz
Literatura Random House

St. Aubyn se consagró con esta trilogía sobre el aristócrata inglés Patrick Melrose, cuya infancia fue dominada por la tiranía y dureza del padre. Un personaje presente sobre todo en el primer volumen, pero que de manera implícita respira en el resto de libros. Nada en torno al doctor Melrose, el padre, marcha como debiera: la madre se refugia en la bebida, Patrick crece en castillos al sur de Francia pero no conoce la felicidad... Un retrato feroz e irónico de la clase altísima inglesa, que Zadie Smith definió como una mezcla del «ingenio de Wilde, la ligereza de Wodehouse y la clase de Waugh». Las consecuencias de esta relación paternofilial nos las callamos, por aquello de no desvelar más de la cuenta.

 

Tiempo de vida (2010)
Marcos Giralt Torrente
Anagrama

Giralt Torrente obtuvo el Premio Nacional de Narrativa con este retrato de su padre, y de su relación con su padre: el pintor Juan Giralt. Un libro que conduce hacia la muerte, desde el camino de la vida: un retrato fiel y realista, conmovedor, que se limita a describir sin juzgar ni ajustar cuentas, y que habla de triunfos y derrotas —las que van sufriendo el pintor y el escritor, el padre y el hijo—, de enfermedades, de la sensación de haber perdido el tiempo y de la necesidad de ganar —a su vez— el tiempo. Uno de los libros más interesantes publicados en nuestro país en los últimos años, y quizá el más logrado de la autoficción patria.

 

La vida de un padre abrumado (2016)
Iñaki Echeverría
Lumen

Toca despedirse con un libro gamberro y divertido: la antología de viñetas en la que el ilustrador argentino cuenta su día a día combinando el trabajo en casa como autónomo con el cuidado de Cata y Fran, sus hijas. En la mesa de trabajo —y en la cama, y en el suelo, y en todo aquel espacio digno de colonizar por las más pequeñas de la casa— hay papel, y hay lápices, y biberones, y disfraces. Iñaki Echeverría es el reverso paternal de proyectos como los de La Volátil, y suma a sus dibujos mucho sueño y mucho humor. Que también en las relaciones entre padres e hijas se encuentran las sonrisas…

 

Noticias relacionadas:
- Libros para regalar el Día del Padre (2015)

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
      | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios
Día del Padre: libros sobre padres e hijos

Detalle de la cubierta de 'Tiempo de vida', de Marcos Giralt Torrente.

 

noticias literarias

 

Jóvenes Escritores es un fraude
Cuidado con esa supuesta editorial que publica textos de niños...

 

Patricio Pron, El espíritu de mis padres...
El escrito argentino busca respuestas en el pasado.

 

El cerebro infantil, por José Antonio Marina
La Universidad de Padres, creada por el filósofo, sigue orientándonos.

 

Educados para ganar: libro freak
Nos quedamos estupefactos ante esta novedad editorial.

 

Los mejores tuits de la semana
Los padres que leen libros a sus hijos, en peligro de extinción. Y más.