Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > La expresión 'que no se lo salta un gitano'

La expresión 'que no se lo salta un gitano'

Una expresión que habla de la exageración de algo.

17 de junio de 2024. Estandarte.com

Qué: La expresión 'que no se lo salta un gitano', origen y significado.

Habrás escuchado alguna vez la expresión 'que no se salta un gitano', incluso alguna versión más actualizada y, en cierto modo, desviada de su uso original con añadidos que la desvirtúan más o menos como 'que no se salta un gitano en bicicleta'.

La expresión es bastante antigua y para entender bien su significado habremos de explorar primero en su origen, quizás a finales del siglo XIX y geográficamente situados en la Andalucía de aquella época. Hablamos de la Andalucía de los bandoleros, mayoritariamente estos de raza gitana.

Aquellos bandoleros cometían numerosos robos en las fincas de los grandes terratenientes o bien en las casas de más fácil acceso y de más difícil vigilancia como las casas de los pueblos de montaña, situadas en las serranías de la región.

Una primera solución a este problema fue la construcción de unas vallas más altas, o incluso muros de grandes dimensiones, alrededor de las casas, de manera que se dificultara o impidiera que persona alguna fuera capaz de saltarlo sin ayuda de escaleras, cuerdas u otras herramientas.

Pero se dice que esta primera medida no detuvo a los bandoleros más audaces, los gitanos, que desarrollaron un particular sistema de pértigas (como las que pueden observarse en la imagen) para sortear la mencionada altura de los muros en los momentos más propicios, como la noche.

A partir de entonces, en algunos panfletos publicitarios del momento que anunciaban la construcción de esos elementos arquitectónicos se podía leer: «Construya para su casa un muro que no se lo salta un gitano. Ni con pértiga». Y este fue el comienzo de la expresión que multiplicada por el uso de los habitantes de la zona acabó conviritiéndose en expresión popular más allá de la región de Andalucía, expresando siempre una idea de exageración o de dimensiones anormalmente grandes: que no se salta un gitano.

Nos interesa comentar que esta expresión no tiene nada de racista, pues describe una realidad histórica, no circunscrita únicamente a una raza y que, gracias al saber y expresión popular, habla más de audacia que de delito.

 

 

Comentarios en estandarte- 0