Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > La expresión 'A enemigo que huye, puente de plata'

La expresión 'A enemigo que huye, puente de plata'

¡Antepongamos los medios de paz a los de guerra!

17 de junio de 2024. Estandarte.com

Qué: La expresión A enemigo que huye, puente de plata

A enemigo que huye, puente de plata es una expresión ampliamente utilizada en el idioma español, por medio de la cual se recomienda el reencuentro más o menos intencionado con los enemigos.

La expresión desprende la siguiente moraleja: cuando un contrario, más o menos hostil, abandona una disputa, no es inteligente continuar esta o buscar una nueva confrontación con el enemigo; es mejor darle facilidades para su abandono, de modo que despejemos ese problema en nuestra vida. Es una recomendación a facilitar, de la mejor manera posible, la retirada de nuestro competidor, haciéndola, si fuera necesario, hasta honrosa u obsequiosa, para evitar daños en el momento presente y en momentos futuros.

 

El Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515), utilizaba este refrán como máxima militar. Melchor de Santa Cruz, en su Floresta española de apotegmas, obra de 1574 (2.a parte, cap. 3.º), escribe: «El Gran Capitán decía que los capitanes o soldados, cuando no había guerra, eran como chimeneas en verano». Y añade, líneas después: «El mismo decía: al enemigo que huye, hacedle la puente de plata».

Esta misma expresión aparece recogida por Cervantes en el Quijote (parte 2.a, cap. 58): «Al enemigo que huye, hacerle puente de plata». Y por Lope de Vega, en La estrella de Sevilla:

«... que al enemigo
se ha de hacer puente de plata.
»

Otros autores citan la frase en esta forma: «Al enemigo, si vuelve la espalda, la puente de plata», donde se sobreentiende el verbo «hacerle». Adolfo de Castro, en su obra Estudios prácticos de buen decir y de arcanida­ des del habla española (Cádiz, 1880), afirma que la frase Al enemigo que huye, puente de plata es de un poeta árabe, según consigna Francisco Gurmendi en su libro Doctrina física y moral de príncipes (Madrid, 1615). El poeta árabe dijo: «Al enemigo se hacen puentes de plata», significando que se deben anteponer los medios de paz a los de guerra, y los de amistad a los de enemistad.

Como se ve, la expresión fue cambiando de sentido hasta aludir en ella no al enemigo, sino al enemigo que huye o que rehúye el combate, tal y como nos indica José María Iribarren en su El porqué de los dichos (Editorial Ariel, 2013).

Comentarios en estandarte- 0