Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > ¿Quién te ha dado vela en este entierro?

¿Quién te ha dado vela en este entierro?

Te contamos el significado, origen y usos de esta expresión.

09 de julio de 2024. Estandarte.com

Qué: La expresión "¿quién te ha dado vela en este entierro?"

La expresión "¿quién te ha dado vela en este entierro?" o más genéricamente, "dar vela en un entierro" es una expresión de uso muy común en español, que denota censura o desagrado frente al hecho de que alguien se inmiscuya en una conversación

Cuando decimos "¿quién te ha dado vela en este entierro?" estamos expresando algo análogo a "¿por qué no te metes en tus asuntos?", "por qué te metes donde no te llaman" o "nadie ha pedido tu opinión". Es una expresión que denota denota rechazo ante el hecho de que alguien tome parte de un hecho o conversación para el que no fue llamado o invitado o no es de su incumbencia.


El origen de la expresión '¿Quién te ha dado vela en este entierro?'

La expresión "dar vela en este entierro" o "dar vela en un entierro" proviene de la antigua costumbre, por parte de la familia de un difunto, de dar velas a los amigos y conocidos de éste que acudían al entierro o cortejo fúnebre, el camino que va desde el lugar de velatorio hasta el cementerio.

Las personas que recibían dicha vela eran las más allegas a la persona fallecida que, además, se situaban inmediatamente detrás del féretro durante el trayecto. El hecho de que alguien que no formaba parte del entorno más cercano al fallecido se colocara en esa zona en el trayecto del cortejo fúnebre, despertaba el recelo sobre quién lo había invitado a estar allí, y por tanto, de quién le había dado una vela para situarse como parte del séquito.

Hay otra interpretación del origen de la expresión "dar vela en el entierro", que dice que la vela a la que se refiere es locución no es el cirio con el que el séquito acompañaba al finado en su cortejo fúnebre, sino al hecho de velar al difunto, es decir, permanecer en el velatorio, en este caso, sin tener relación conocida con el fallecido.

Sea como fuere, la locución expresa que los asuntos importantes que allí se pudieran tratar no son de tu incumbencia si nadie te dio la citada vela, pues no tienes la suficiente cercanía como para que la opinión que tratas de aportar sea considerada.

 

 

 

Comentarios en estandarte- 0