Síguenos en:   

Portada > Noticias > Autores > Arturo Pérez-Reverte, acusado de plagio

Arturo Pérez-Reverte, acusado de plagio

Se ha disculpado en público ante Verónica Murguía.

22 de marzo de 2015. La Jornada

Qué: Arturo Pérez-Reverte, acusado de plagio por Verónica Murguía.

(Actualizada a 22 de marzo de 2015).

Arturo Pérez-Reverte, de actualidad —¿acaso deja de estarlo en algún momento?— por la reciente publicación de su novela Hombres buenos, ha sido acusado de plagio por el periódico mexicano La Jornada. Según recoge este medio de comunicación, Arturo Pérez-Reverte incluyó en su libro Perros e hijos de perra el artículo "Un chucho mejicano", publicado en El Semanal el domingo 15 de marzo de 1998. En él se inspira en la misma anécdota que motivó "Historia de Sami", un artículo que la mexicana Verónica Murguía publicó meses antes —el 10 de noviembre de 1997— en la revista quincenal El laberinto urbano.

No resulta nuevo que distintas obras literarias partan de una misma inspiración, pero sí que ese influjo resulte tan cercano como el que el texto de Murguía ejerce en el de Arturo Pérez-Reverte. Coincide el orden en el que se estructuran ambos, y hay frases muy similares. Los vecinos, impresionados por su estoicismo nos cooperamos para el retazo con hueso y las medicinas, escribe Verónica Murguía; Y los vecinos, impresionados por las maneras del chucho, empezaron a interesarse por él, a cooperar en su restablecimiento con huesos y medicinas, cuenta Pérez-Reverte.

Antes de que entrara a cirugía, el licenciado y la señora de la librería le dieron una apresurada sesión de una especie de transmisión de buenas 'vibras' llamada reiki. Los veterinarios no salían de su asombro, concluía el texto de Verónica Murguía, mientras en el de Arturo Pérez-Reverte leemos lo siguiente: Un equipo de emergencia compuesto por la dueña de la librería de la esquina, un señor a quien llaman 'el licenciado' —todos los vecinos ignoran su nombre— y la escritora Verónica Murguía, que también vive allí, lo envolvieron en una colchoneta y lo llevaron al veterinario; donde un par de vecinos más acudieron a interesarse por su estado, y antes de que entrara a cirugía le dieron una apresurada sesión de transmisión de energía positiva llamada reiki, ante el asombro de los veterinarios.

En declaraciones a La Jornada, Verónica Murguía recalca que la anécdota que Pérez-Reverte reflejó en su artículo —y más tarde en su libro— es idéntica, con la excepción de que yo la protagonicé con el pobre perro, que además dudo que haya visto (como lo menciona en el libro) porque murió poco tiempo después de haber escrito mi artículo.

Murguía no entablará acciones legales contra Arturo Pérez-Reverte, puesto que afirma que no quiere dinero ni va a entablar una batalla legal con un hombre que es mucho más poderoso y rico que yo. No soy ni poderosa ni rica, pero por esas razones me parece de lo más horrible que alguien haga pasar un documento como suyo, cuando es una persona que tiene una carrera hecha y derecha y no necesita nada y le publican donde sea. Lo que quiero es una disculpa pública, que retire el texto del libro, y si no lo hace entonces que done una parte de las ganancias a un refugio de perros en México.

Arturo Pérez-Reverte respondió a La Jornada que ignoraba que Verónica Murguía —a la que sí menciona en "Un chucho mejicano"—, y que la anécdota en la que se inspira se la contó el escritor Sealtiel Alatriste. Alatriste, acusado también por plagio en anteriores ocasiones, abandonó por este motivo su cargo como Coordinador de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México, y renunció también por ello en 2012 al Premio Xavier Villaurrutia.

En este sentido, Pérez-Reverte difundió en la noche del jueves 19 de marzo un comunicado —del que se hace eco Etcétera— en el que, aunque considera exagerada la acusación de plagio, sí asume las similitudes entre su texto y el de Murguía, a la que pide una disculpa pública: sigo asombrado al ver, en alguna prensa mexicana, con qué desmesura se sigue planteando este asunto del artículo sobre el perro Sami y cómo se ha desbordado hasta el disparate. Pero lo que más lamento es que una entrañable historia de perros, en cuyo amor a ellos coincidimos la señora Verónica Murguía y yo, y que narré en su momento con todo cariño y admiración, haya dado lugar a esta absurda serie de malentendidos, desmentidos y mentís, cuando la realidad es simple: se trata de un artículo escrito hace casi veinte años, en circunstancias que hoy, lógicamente, es difícil recordar con detalle; pero con las referencias suficientes en el texto para establecer que, aunque parte de la información básica en él contenida (que obtuve por relato oral de una tercera persona también mencionada en el artículo) provenía sin duda de un texto original de la señora Murguía (aspecto que a mí también me parece evidente y no pienso negar en absoluto), en ningún momento puede considerarse escrito con mala fe ni planteado como "plagio", término que se refiere a apropiaciones más literales, descaradas y concretas, con ocultación maliciosa de la autoría real, y palabra de la que en este triste asunto se está abusando en exceso. Sería absurdo un plagio en el que el supuesto autor incluyera, como fue el caso en mi viejo artículo, el nombre de la plagiada. Junto con mi irritación por el uso a mi juicio excesivo de esa palabra, he presentado públicamente mis disculpas a la señora Murguía por la evidente similitud de ciertas expresiones contenidas en algunas líneas del artículo con algunas líneas de su texto original, de las que sin duda éste es origen, reiterando la ausencia de mala fe tanto por mi parte como por la de quien me refirió la historia. No tengo nada más que decir sobre este asunto, y apelo a su buena voluntad para darlo por aclarado.

El plagio al artículo de Verónica Murguía no es la primera acusación a la que Arturo Pérez-Reverte se enfrenta. El escritor y miembro de la RAE pagó 210.000 euros por el plagio al cineasta Antonio González-Vigil, de quien copió el guion de la película Gitano, inspirándose de más en una trama escrita por González-Vigil y el novelista Juan Madrid bajo el título Gitana. Corazones púrpuras. Verónica Murguía no ha seguido el camino de González-Vigil, pero sí ha mostrado su descontento.

Noticias relacionadas:
- Perros e hijos de perra, de Pérez-Reverte
- Arturo Pérez-Reverte, condenado por plagio
Los plagios literarios más famosos

Las polémicas de Arturo Pérez-Reverte:
- La Reina del Sur: Pérez-Reverte en TV
- Arturo Pérez-Reverte y Twitter
- Pérez-Reverte y la nueva Ortografía
- Pérez-Reverte, condenado por plagio
- Pérez-Reverte, La Reina del Sur y Twitter
- Pérez-Reverte y los videojuegos
- Arturo Pérez-Reverte y las mujeres (feministas)
- Españoles, ¿sois idiotas?
- Pérez-Reverte y el sexismo lingüístico
- Pérez-Reverte critica la foto del Rey
- Pérez-Reverte y la subida del IVA
- Arturo Pérez-Reverte e Internet: amor y odio
- Pérez-Reverte comenta el Barça-Madrid
- Pérez-Reverte contra la piratería: reacciones
- Pérez-Reverte, contra los ministros analfabetos
- Pérez-Reverte, sutil contra Alatriste

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 3

1 | gonzalo rojas samanez 24-03-2015 - 10:59:48 h
vistas las "coincidencias" es absolutamente evidente el plagio y la mejicana tiene toda la razón. La respuesta de PR es de una soberbia...

2 | Eduardo Jorge Arcuri 24-03-2015 - 17:53:28 h
¡Se me cayó un ídolo! Pensar que creí muchas veces en su talento y como obrero del arte literario que soy, me desconcierta tener que reconocer que escribo mejor que él, sin necesidad de robarle ideas a nadie más que a mi propio ingenio.

3 | julian 04-12-2016 - 13:03:43 h
Son varios los casos de plagio en que Perez Reverte está envuelto. Está condenado por el guión de la película Gitano. Calcó letra por letra párrafos enteros de un blog de rock para una de sus columnas (las únicas aportaciones que eran de su pluma metían la pata profundamente). Y ahora esto. Hace tiempo que tenía que haber dejado su sillón de la Academia.

  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios