Síguenos en:     

Portada > Noticias > Libros > Autoayuda > Soñar bajo el agua, un libro para sentirse bien

Soñar bajo el agua, un libro para sentirse bien

El último ejemplo de la corriente “feel good”.

23 de noviembre de 2018. Estandarte.com

Qué: Soñar bajo el agua Autora: Libby Page Editorial: Suma Año: 2018 Páginas: 400 Precio: 18,90 euros 

Soñar bajo al agua, el último ejemplo de la corriente feel goodHabíamos oído hablar de ella anteriormente, pero si nos decidimos ahora a hablar de la corriente o literatura “feel good” es porque nos hemos “topado” con una novela, Soñar bajo el agua, de Libby Page, cuya editorial (Suma) no duda en calificarla como un buen ejemplo de este movimiento.

Su argumento arranca cuando la protagonista, Kate, una joven reportera de un periódico local, se pregunta, mientras camina envuelta en pensamientos taciturnos, si en algún rincón de la ciudad existe alguien como ella, alguien que se siente solo en el salón de su casa y come mantequilla de cacahuete directamente del bote. Desde que se mudó a Londres, Kate se encuentra perdida: la ciudad le parece demasiado grande y nada de lo que hace o de lo que ve consigue hacerle recordar cómo era aquello de la felicidad. Hasta que un  día le encargan escribir un reportaje sobre el cierre de la piscina local Brockwell, en Brixton, el barrio en el que vive, que lo cambiará todo.

Es entonces cuando conocerá a Rosemary, una viuda de 86 años que ha visto como poco a poco han ido acabando con todas las cosas importantes en su vida: el cierre de la biblioteca donde trabajaba, la conversión en bar de copas de la que fue la frutería de su marido y, ahora, la amenaza de cierre de la piscina local donde conoció al amor de su vida y donde acude cada día a nadar y encontrarse con aquellos maravillosos recuerdos. El encuentro entre estas dos mujeres cambiará para siempre la vida de Kate, que se irá dando cuenta de que esa piscina no solo es un lugar para refrescarse en verano, también es el corazón de una comunidad maravillosa que la arropará y la despojará de su soledad. Un lugar donde aprenderá a ser ella misma y a afrontar sus problemas de un modo valiente.

Como buena “feel good”, la trama de Soñar bajo el agua es bastante sencilla. Lejos de filigranas estilísticas, su ambición es recordar que existen los buenos sentimientos y que, gracias a ellos, es posible encontrar el equilibrio entre las obligaciones rutinarias y la búsqueda de la felicidad. Quizá por esos motivos, esta corriente literaria está en auge y triunfa en la lista de los best sellers. Pero aparte de esta característica general, existen otras más específicas que te pueden ayudar a localizar un buen libro “feel good”, si es que te interesa este tipo de literatura:

- La solidaridad, la empatía, el amor o la amistad, pegados a las historias de los personajes, suelen ser los verdaderos protagonistas de unas lecturas que luchan contra el «no tengo tiempo» omnipresente que argüimos para desconectarnos rápidamente de quien no nos interesa.

- Desconectar es justo lo que intenta evitar este tipo de libros. O mejor, intenta lo contrario: conectar. Las “feel good” nos recuerdan a menudo que no somos islas y que esa conectividad que creemos tener con las redes sociales en realidad nos aleja, con demasiada frecuencia, de las personas.

- También florecen en ellas las amistades que creemos improbables, entre personas de diferentes razas, estratos sociales o generaciones, por ejemplo, como sucede en la novela de Libby Page. Un voto de confianza para no tener miedo y acercarse al otro, a aquel que no pertenece a nuestro círculo, pero que, justo por eso, puede resultar más estimulante y gratificante conocer.

- Estas novelas suelen establecer un terreno común como punto de encuentro con los demás. Gracias a él, los autores nos recuerdan que se puede vencer la soledad, ese mal endémico de nuestro tiempo. En el caso de Soñar bajo el agua, ese terreno es una piscina al aire libre, una forma de reivindicar la necesidad de cuidar esos espacios que ya existen en las ciudades y que, según la autora, «sirven para que personas de todas las edades y orígenes se reúnan y tengan la oportunidad de conectar».

- En el fondo de todo, se trata de una llamada al relax y a la calma, a tomarse momentos para centrarnos en lo que hacemos y zambullirnos en ese instante placentero.

- El reverso de la conocida frase de futbolera que popularizó Louis van Gaal –su “siempre negativo”– podría ser un buen resumen para este tipo de libros: las novelas “feel good” son “siempre positivas”. Por eso son una buena apuesta para este periodo de lecturas y chapuzones.

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
      | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios
Soñar bajo el agua, de Libby Page. Literatura feel good

Soñar bajo el agua, de Libby Page. Literatura feel good.

 

noticias literarias

 

Perroflauta, no perro flauta ni perrosflautas
No te confundas: se escribe junto y sin cursiva.

 

Bookcamping, la biblioteca del 15M
Una biblioteca virtual y colaborativa para entender el movimiento.

 

Los zapatos rojos de Andersen
Impedimenta publica un delicioso libro ilustrado por Sara Morante.

 

Las mejores apps infantiles
Propuestas para los lectores más pequeños y tecnológicos.

 

¿Quién será 'La chica del tren'?
La novela de Paula Hawkins se adaptará al cine.