Síguenos en:   

Portada > Noticias > Libros > Poesia > Las flores del mal, de Charles Baudelaire

Las flores del mal, de Charles Baudelaire

La edición bilingüe de Nørdica logra una sugerente simbiosis.

08 de junio de 2021. Estandarte.com

Qué: Las flores del mal Autor: Charles Baudelaire Editorial: Nørdica Año: 2021 Páginas: 184 Ilustraciones: Louis Joos Traducción: Carmen Morales, Claude Dubois Precio: 22,50 €

Las flores del mal, de BaudelaireNørdica rinde homenaje al poeta francés Charles Baudelaire (París, 1821-1867) en el bicentenario de su nacimiento con una nueva edición bilingüe de Las flores del mal. Con traducción de Carmen Morales Claude Dubois, el libro es una verdadera joya ilustrada por el artista belga Louis Joos (Auderghem, 1940).

Joos trabaja en distintas técnicas como acuarela, tinta china, óleo o pastel y, con una gran maestría expresiva, adapta en este libro su paleta de colores, sus manchas, espesores, encuadres y trazos al ritmo, significado y fuerza de las palabras del francés. Sus dibujos son a veces delicados, otras rotundos, dramáticos, tenebrosos o misteriosos. Se produce así una interesante y sugerente simbiosis entre creación plástica y poética.  

Charles Baudelaire publicó Las flores del mal por primera vez en junio de 1857. Un mes después, la edición fue secuestrada y el autor condenado por ofensa a la moral y a las buenas costumbres. Tuvo que enfrentarse a una multa de 300 francos y retirar seis poemas. Esta censura se prolongó hasta 1949, Baudelaire tuvo que respetarla en la segunda edición –la última controlada por él­–, que presentó en 1861 con nuevos poesías.

El libro de Nørdica reúne, en castellano y en francés, una selección de 58 poemas, entre los que se encuentran dos de los censurados («Los desechos»): Las joyas y El Leteo.

Innovadora y valiente, su poesía arroja sensualidad y erotismo, trata sobre la belleza, la muerte, las perversiones, la violencia, el placer… Baudelaire desciende a lo más profundo del espíritu humano, retrata la depravación, las sombras de la ciudad moderna, también el amor y la necesidad de él. Se adentra en las experiencias humanas más sublimes y en las más sórdidas.

En su búsqueda de musicalidad, es audaz en la creación de imágenes y rupturista en la métrica. Joos le acompaña por estas páginas y lo hace a veces con escenas abstractas, bofetadas de color que dibujan la atmósfera del poema; otras, figurativas: paisajes luminosos a color, delicadas flores, retratos bellos y sinuosos o tenebrosos y oscuros, de sugerentes perfiles o de ojos negados.

Las flores del mal es considerada una de las obras cumbres de la literatura del siglo XIX. Y su autor Baudelaire lo intuyó desde muy pronto, así se lo sugería en una carta a su madre en 1857: «Se me niega todo, el espíritu de invención, incluso el conocimiento de la lengua francesa. Me río de todos esos imbéciles y sé que esta obra, con sus cualidades y sus defectos, recorrerá su camino en la memoria del público culto, junto a las mejores poesías de Victor Hugo, Gautier e incluso Byron».

Precisamente a Gautier le dedicó su libro: «A mi muy querido y muy venerado maestro y amigo Théophile Gautier. Aunque te ruego que apadrines Las flores del mal, no creas que ande tan descarriado ni que sea tan indigno del título de poeta como para creer que estas flores malsanas merecen tu noble patrocinio. Ya sé que en las etéreas regiones de la verdadera poesía no existe el mal y tampoco el bien, como sé que no es imposible que este mísero diccionario de la melancolía y del crimen justifique las reacciones de la moral, del mismo modo que el blasfemo viene a reafirmar la religión. Pero en la medida de mis posibilidades, y a falta de algo mejor, he querido rendir un profundo homenaje al autor de Albertus, La comedia de la muerte Viaje a España, al poeta impecable, al perfecto mago de las letras francesas, de quien me declaro con tanto orgullo como humildad, el más devoto, el más respetuoso y el más envidiado de los discípulos».

Ese mísero diccionario, la obra cumbre del considerado como primer poeta moderno, autor maldito y padre del simbolismo, sigue estimulando creaciones tan bellas y sugerente como los dibujos de Joos, del que en el catálogo de Nørdica se encuentra otro delicioso trabajo: las ilustraciones para los poemas de Paul Verlaine.  

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espa�ol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electr�nico
  • varios
Las flores del mal, de Charles Baudelaire

Las flores del mal, de Charles Baudelaire.

 

noticias literarias

 

Cuaderno de Sol, Enrique Flores
Uno de los más bellos testimonios del movimiento 15M.

 

Bicentenario Dickens: lo sobrenatural
British Library explora la pasión del escritor por el misterio y los fantasmas.

 

Charles Dickens y el 7 de febrero
Llegó la fecha, 7 de febrero: hace más de doscientos años, nació el genio.

 

La poesía suena en el metro de Turín
Baudelaire, Lorca, Neruda o Shakespeare, en Metro Poetry.

 

Baudelaire, cinco grandes poemas
Impulsó un lenguaje innovador y renovó los temas de la poesía.