Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Novela > La secta de los ángeles, de Andrea Camilleri

La secta de los ángeles, de Andrea Camilleri

Humor, denuncia e ironía en la Sicilia de principios del siglo XX.

25 de enero de 2023. Estandarte.com

Qué: La secta de los ángeles Autor: Andrea Camilleri Traducción: Juan Carlos Gentile Vitale Páginas: 240 Precio: 17 € (papel), 8,99 € (eBook) Editorial: Destino Año: 2022

La secta de los ángeles, de Andrea CamilleriLa secta de los ángeles encierra en sus páginas todo un mundo de historias. Historias entrecruzadas con mucho de comedia de enredos; historias de personajes construidos con esa fina ironía que destila Andrea Camilleri (1925-2019); historias que son un duro toque de atención, un dedo en la llaga de una sociedad clasista, inamovible, hipócrita; historias que nacen en torno a unos hechos reales acaecidos en una localidad de Sicilia en 1901.

Editada por Destino en 2022 con la traducción de Juan Carlos Gentile Vitale, en Italia se publicó en 2011.

“Pueblo de siete mil habitantes, situado justo en el centro de grandes latifundios, en 1901 Palizzolo presumía de contar con dos marqueses, cuatro barones, un duque de ciento dos años que ya no salía del castillo y un mártir antiborbónico, el abogado Ruggero Colapane, ahorcado en la plaza pública por su adhesión a la República partenopea”. Un lugar que, sobre todo, tiene como timbre de gloria sus iglesias.

“La nobleza y los terratenientes se habían repartido siete de esas ocho iglesias en virtud de antipatías y simpatías, parentescos aceptados y parentescos rechazados, viejos rencores, litigios que se remontaban a los tiempos de Carlos V, demandas civiles que comenzaron en la época de Federico II de Suabia y continuaron hasta después de la Unificación de Italia, odios implacables y amores variables”, cuenta Camilleri, al que le han bastado pocas frases para situar al lector en el lugar y la época.

Ese es el escenario donde se mueve una narración que tiene como punto de partida –motor que pone en marcha todos los acontecimientos que pueblan el relato– una posible epidemia de cólera.

Una noticia no oficial, hecha de suposiciones, un rumor que va de boca en boca y provoca huidas, procesiones, ataques y sermones virulentos hacia quien creen que es culpable de todos los males, el abogado y periodista Matteo Teresi (personaje real que denunció prácticas de clero y nobles en Alia, Palermo), un luchador en favor de los desprotegidos, visto por la iglesia y las fuerzas vivas como el enemigo a batir.

Ese es el esqueleto de una novela que se va entretejiendo con protagonistas y situaciones que sacan a la luz problemas enquistados durante años y años. El anuncio del cólera sirve para tapar temas más serios; saca también a la luz una serie de embarazos, todos de mujeres jóvenes, solteras; y cuenta su ocultamiento y las amenazas y agresiones hacia los “posibles padres”.

¿Cómo, por qué, quién? Son preguntas, de momento sin respuesta, a las que se enfrenta Teresi, no sin graves consecuencias para su vida: la suya y la de su sobrino. Preguntas que sobrevuelan y dificultan la investigación del capitán de carabineros en su búsqueda de la verdad. Preguntas y respuestas que terminan produciendo una sensación de tristeza y amargura

La narración que de esta historia hace Camilleri retrata un lugar, una sociedad muy compartimentada, donde no falta ese común lugar de reunión que es el casino, aquí llamado Círculo Honor y Familia, escenario de rencillas, de encuentros, retrato de las personas más significativas de Palizzolo, figuras arquetípicas que se conocen, discuten, cuchichean unos de otros, se critican y ponen zancadillas, pero que a la hora de su verdad forman un frente común, mueven todos los hilos posibles y no dudan en hacer la vida imposible a todo aquel que se oponga a sus deseos y revele sus prácticas, ya sea el abogado Matteo Teresi, el obispado, los caribinieri o, en un momento dado, el alcalde.

La secta de los ángeles, que traslada cierta amargura, es un libro incapaz de defraudar a los fans de Camilleri o a los que se enfrenten a su escritura por primera vez. Tanto el argumento como la agilidad del texto, la viveza de los diálogos, la destreza descriptiva y su preciado estilo para la denuncia son virtudes que hacen de él un autor eterno.

Andrea Camilleri murió tras una vida intensa centrada en la imagen, la comunicación y la literatura. Fue director teatral y guionista, profesor en el Centro Experimental de Cinematografía; escribió ensayos, novelas –muchas de ellas de trasfondo histórico, como esta misma o el Rey campesino–; se movió en todos los géneros y regaló a los amantes de la novela negra (amarilla se llama en Italia) un personaje tan inolvidable como el comisario Montalbano.

Él mismo se retrató y resumió su vida en un entrañable e interesante libro: Háblame de ti. Carta a Matilda.

 

Comentarios en estandarte- 0