Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Novela > La conformista, de Alba Dedeu. Una historia de intimidad sobre las pequeñas decisiones de la vida

La conformista, de Alba Dedeu. Una historia de intimidad sobre las pequeñas decisiones de la vida

El debut como novelista de Alba Dedeu, el descubrimiento una nueva voz, propia de una artesana del detalle.

15 de mayo de 2024. Estandarte.com

Qué: La conformista Autora: Alba Dedeu Editorial: Sexto Piso Año: 2024 Páginas: 116 Precio: 16,05 €

Alba Dedeu relata magistralmente en La conformista, su debut como novelista, una sugerente historia sobre las pequeñas decisiones que marcan el rumbo de nuestras vidas.

Eva y Pere venden pollos asados y viven permanentemente acompañados del inevitablemente olor a fritanga que impregna desde sus cuerpos a su ropa, incluyendo su propio cabello.

 

«El olor a pollo se me pegaba a la piel, al pelo y a la ropa, y me parecía que no acababa de quitármelo nunca de encima por más que me lavase, que formaba parte de mí como cualquier vicio de carácter. A él le pasaba lo mismo, desde el pelo y las camisetas de Metallica hasta los calzoncillos y los calcetines. Lo traíamos nosotros a casa y se esparcía por las habitaciones y el comedor, impregnaba las sábanas, las toallas, los zapatos, las cortinas, y solo saliendo al balcón respirábamos aire fresco. No había nada que hacer: teníamos una tienda de pollos al ast y nuestra casa y nosotros olíamos a pollo al ast, de la misma manera que los futbolistas van por el mundo con las piernas torcidas, los paletas llevan las uñas grises de polvo de cemento y los camioneros tienen el brazo izquierdo quemado por el sol. Los primeros meses ventilaba la casa día y noche, incluso en invierno, para intentar deshacerme de ese olor. Me duchaba y me lavaba el pelo por la mañana y por la noche, ponía lavadoras todos los días. Después me relajé un poco, porque no podía hacer otra cosa, pero todavía no quería resignarme. Ni al olor ni a lo demás.»

 

Eva no se resigna: se lava el pelo por la mañana y por la noche, se perfuma en el trabajo y mantiene su ineludible rutina del trabajo en casa diario. Intenta no abandonarse, no abandonar sus zapatos de tacón, su maquillaje, su pintalabios, su feminidad... aunque al llegar a la tienda tenga que cambiárselos por otros más cómodos y el sudor deshaga su rímel y le emborrone las ojeras. Con esas ojeras se siente como un oso panda.

Cada vez más cansada, Eva acaba acostumbrándose tanto al olor como a las renuncias. Renuncia a los tacones, renuncia al maquillaje y se plantea asumir que su vida es la que es y no la que sueña.

 

«La rutina era ducharnos y cenar y quedarnos dormidos frente a la tele, y luego a la cama. Y ya está. Pero la vida era así para todo el mundo, ¿no? No lo veía claro, pero los días pasaban. Hasta que, no sé cuánto tiempo después, un domingo igual de abrumador que los otros, entramos en casa por la tarde y, cuando nos repantigamos sudados en el sofá, pensé que algo había cambiado. La frustración se había apagado, igual que mi coquetería de jovencita. Había agotamiento, pero también calma. ¿Se había muerto algo? ¿La fantasía de una vida más glamurosa, más centelleante? Fuera lo que fuera, me permitía tirar adelante, y para retroceder ya era demasiado tarde».

 

En las inevitables fricciones de la rutina de la vida así como de la rutina de la pareja, cuando el esfuerzo de sacar una familia adelante más le pesa, emerge la pregunta: ¿y si mi vida hubiera sido otra?

En La conformista, la primera novela de Alba Dedeu, la autora narra con especial finura, sutileza, delicadeza y desenfado los altibajos del día a día y la desazón de una vida en pareja sin novedad que provocan la lacerante duda de haber escogido la opción correcta entre todas la que la vida nos ha ido brindando a lo largo de nuestra existencia

 

«Estar bien está bien cuando no has pensado que podrías estar mejor, que quizás te has conformado demasiado pronto y con demasiado poco. Estar bien es una cuestión de perspectiva: cuanto más estrecho de miras eres, mejor estás, supongo».

 

Alba Dedeu, autora de La conformista

ALBA DEDEU (Granollers, 1984) vive en Barcelona y se dedica a la traducción literaria. Con su primera obra, Gats al parc (2011), ganó el premio Mercè Rodoreda de cuentos y el Crítica Serra d’Or. En 2012 publicó L’estiu no s’acaba mai, una segunda recopilación de relatos que tuvo muy buena acogida entre la crítica y el público.

La conformista es su primera novela.
 

Comentarios en estandarte- 0