Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Novela > La biblioteca de los nuevos comienzos, de Michiko Aoyama

La biblioteca de los nuevos comienzos, de Michiko Aoyama

Una oda y homenaje al poder de los libros y a la importancia de escucharse y escuchar a los demás.

18 de julio de 2024. Mariola Díaz-Cano Arévalo

Qué: La biblioteca de los nuevos comienzos Autora: Michiko Aoyama Editorial: Planeta Año: 2024 Páginas: 304 Precio: 19,90 €

Con La biblioteca de los nuevos comienzos nos encontramos ante otro fenómeno de la literatura oriental, esta vez, japonesa. Se encuadra en el género actual de tendencia, el de las novelas feel good (literalmente para sentirse bien o hacer sentir bien, si lo precisamos mejor), cuya dinámica se repite tanto en estructura como en mensaje positivo, esperanzador y motivador.

Estamos ante una lectura ideal para las vacaciones que se van acercando, que nos permitirán encontrar en los libros una forma más de descanso y evasión.

 

Michiko Aoyama, autora de La biblioteca de los nuevos comienzosMichiko Aoyama, autora de La biblioteca de los nuevos comienzos

Periodista y corresponsal en Sídney varios años, al regresar a Japón, empezó a trabajar como editora de una revista, pero luego decidió dejarlo y dedicarse a escribir a tiempo completo. Su primera novela —que aún no se ha llegado al mercado español— fue Chocolate caliente los jueves. Y la segunda es esta, que quedó finalista del Premio de los Libreros en su país y ha sido traducida a más de veinte idiomas.

 

La biblioteca de los nuevos comienzos — Sinopsis

Las historias de este libro son las de unos cuantos personajes que viven en Tokio. En una ciudad tan enorme y cosmopolita, pero también a veces tan despersonalizada, y escondida en un complejo cultural más grande, hay una pequeña biblioteca.

A ella llegan estos personajes —una dependienta de una tienda de ropa, un recién jubilado, un joven en paro o una exeditora de una revista, entre otros— por diferentes razones, aunque, en realidad, tienen puntos en común, sobre todo, dar un cambio a sus vidas o, al menos, encauzarlas de otro modo.

Y allí trabaja la señora Komachi, una peculiar e imponente bibliotecaria con un punto excéntrico y de adivina, porque nada más mirarlos, parece leerles la mente cuando les pregunta: «¿Qué es lo que buscas?». La respuesta de cada uno le da siempre la pista para, tras un tecleo rapidísimo en su ordenador, encontrar ese título que necesitan, aunque en apariencia no tenga nada que ver con lo que quieren realmente.

 

La biblioteca de los nuevos comienzos — Valoración

De nuevo, tenemos a varios personajes que, por diversas razones, van llegando a esa biblioteca y conocen a la singular bibliotecaria, de ojo más que único para acertar con las lecturas que buscan. Todos comparten los toques de momento vital más o menos bueno o decisivo que cambiarán definitiva o enderezarán gracias a su intervención.

En capítulos largos protagonizados por cada uno de ellos, la estructura y el ritmo se repiten en todos, igual que la escena y el ritual de la bibliotecaria, a la que siempre encuentran enfrascada en una labor manual de tela que suele regalarles con la lista de libros que les pasa. También sus preguntas son inesperadas y les hacen ver que sus vidas o trabajos sí son importantes, aunque ellos no se hayan dado cuenta. Y, además, apela a la conexión que se puede tener con los demás tanto en un pasado como en el futuro.

Sin duda el éxito de esta novela está en conseguir perfectamente su objetivo: el de tocar esa sensibilidad propia y destacar el papel de los libros a la hora no solo de entretenernos, sino de abrirnos los ojos u otros mundos a los que acceder o de los que aprender. Así que hace las delicias de quienes disfrutan de ellos o han convertido la lectura en una pasión.

 

Algunos extractos de La biblioteca de los nuevos comienzos

«Las personas siempre van a necesitar libros, y es en las librerías donde se descubren los libros que nos marcan en un futuro.»

«En todos los libros, más que la fuerza que puedan ofrecernos, lo importante es la lectura que les damos.»

 

Comentarios en estandarte- 0