Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Ensayo > Conversaciones con mi maestra

Conversaciones con mi maestra

Un ensayo novelado sobre educación de Catherine L’Ecuyer.

05 de octubre de 2022. Estandarte.com

Qué: Conversaciones con mi maestra Autor: Catherine L’Ecuyer Editorial: Espasa Año: 2021 Páginas: 336 Precio: 19,90 € (papel), 8,99 € (eBook)

La investigadora canadiense afincada en Barcelona Catherine L’Ecuyer –doctora en Educación y Psicología y madre de cuatro hijos– lleva a cabo una gran labor divulgativa. Su blog tiene más de un millón y medio de visitas, colabora como articulista en diversos medios (El País, La Vanguardia, El Mundo…) y es autora de libros en torno a la educación.

Al que tenemos ahora entre manos, Conversaciones con mi maestra (Espasa, 2021), le preceden Educar en la realidad y Educar en el asombro (ambos, editados por Plataforma Actual), dos fenómenos editoriales en este campo que –publicados en ocho idiomas, en sesenta países e innumerables ediciones–, han contribuido a dar a conocer su nombre como referente en el mundo de la educación.

Defensora del juego, del encuentro con la naturaleza, del descubrimiento y el tiempo lento y muy beligerante con el abuso de las pantallas y de la tecnología, la autora se detiene en Conversaciones con mi maestra en un interesante ejercicio de análisis sobre distintas corrientes educativas que se basa, como indica el periodista y escritor Màrius Carol en el prólogo, en la mayéutica.

“La ausencia de reflexión acerca de los fines de la educación ha dado vía libre a las ocurrencias de gurús educativos a los que se les permite jugar con una realidad tan trascendente como es la escuela”, apunta la contracubierta de este libro subtitulado “Dudas y certezas sobre la educación”. Con esta obra combate, precisamente, esa falta de reflexión y lo hace en forma de ensayo novelado.

Matías, un estudiante de Magisterio, prepara un trabajo sobre Educación Nueva. Para entender bien determinados conceptos y corrientes llama a Casilda, una profesora de la que guarda buen recuerdo. Ya jubilada, Casilda le recibe y, a través de conversaciones en su jardín, en su cocina, paseando junto a un río, visitando un museo…, va repasando las corrientes filosóficas que dan lugar a los métodos educativos que se encuentran hoy día en las aulas. Busca en sus orígenes, detalla su evolución, las compara y así dibuja un panorama con el que comparte con su alumno/amigo sus inquietudes y su pasión por la enseñanza.

A lo largo de las charlas ­–en las que surgen muchos porqués y paraqués–, la maestra –serena, paciente y con un profundo conocimiento de la materia– se apoya en filósofos, pedagogos y educadores (Aristóteles, Rousseau, Maria Montessori, Ovide Decroly, Rudolf Steiner…), explica sus teorías y pensamientos y los acerca a la actualidad del día a día al que se enfrenta Matías como estudiante y profesor en prácticas.

“Comparar de forma superficial lo que se hace y lo que se dice sin ir a la fuente de inspiración filosófica de cada propuesta pedagógica lleva a una comprensión parcial y equivocada de los métodos” –apunta la maestra en una de sus intervenciones. “[…] cada una de esas pedagogías hoy incorpora elementos de moda que no estaban previstos en el inicio. Las aulas se han convertido en una mezcolanza pedagógica […] deberíamos preguntarnos: ¿tiene sentido mezclar métodos que responden a visiones tan distintas, o incluso contradictorias?”, continúa más adelante.

L’Ecuyer –valiéndose de Casilda– desmonta mitos, advierte sobre problemas como el presentismo histórico o el excesivo peso del marketing (son muy interesantes las reflexiones sobre los rankings de colegios), señala logros, avances y posturas en multitud de temas (sobreestimulación, nivelación por la base, educación emocional, periodos sensitivos, tecnologías …) y lo hace con muchos y muy ilustrativos ejemplos e historias como la que cuenta la ópera de Tchaikovski Iolanta, el experimento de Pávlov o aquella emocionante historia de Hellen Keller (una niña ciega y sorda) y de su maestra Anne Sullivan (sobre esta relación hay un fantástico álbum ilustrado que aprovechamos para recomendar: Un milagro para Hellen, de Ana Juan, editado por Libros del Zorro Rojo).

Lo que Matías va asimilando en esos encuentros choca con mucho de lo que su amigo y compañero José defiende sobre educación y con lo que sabe que su hermano está experimentando en el colegio. Esas otras realidades le sirven a la autora para exponer –que no defender– otras visiones. L’Ecuyer es muy clara con sus opciones, que argumenta en voz de Casilda. Su forma de argumentar y de echar la vista atrás invitan a leer este libro con papel y lápiz cerca: hay muchas reflexiones que anotar y sobre las que pararse a pensar.

Comentarios en estandarte- 0