Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > Libros > Clasica > La solterona, de Edith Wharton

La solterona, de Edith Wharton

Mete en tu maleta de verano este clásico de Impedimenta.

26 de junio de 2013. Estandarte.com

Qué: La solterona Autora: Edith Wharton Traductora: Lale González-Cotta Año: 2013 Páginas: 144 Editorial: Impedimenta Precio: 18 €

La solterona de Edith Wharton

La solterona de Edith Wharton es el “regalo” que la editorial Impedimenta quiere hacernos en este inicio de verano, una invitación a completar nuestra maleta de vacaciones con “la mejor pluma americana de su generación, con permiso de Henry James”, como la editorial declara.

Edith Wharton firma una nouvelle magistral, en traducción de Lale González-Cotta, que explota la que fuera una de sus obsesiones recurrentes: las opciones de la mujer de su tiempo y estatus en la tramoya social que la coarta. Muchos serán los que recuerden la adaptación al cine de esta novela de Wharton, encarnada en la grande entre las grandes Bette Davis.

La solterona de Edith Wharton se desarrolla en 1850, momento en que la alta burguesía neoyorquina disfruta de una desentendida prosperidad. Delia, “reina” del endogámico clan de los Ralston, ultima los detalles de su vestuario para brillar en el acontecimiento social del año: el enlace de su prima Charlotte Lovell con Joe Ralston, que además sellará una alianza entre las dos familias hegemónicas de Nueva York.

Cuando nada parece poder desbaratar tan idílico porvenir, una desquiciada Charlotte irrumpe en casa de Delia para desvelarle un secreto que alterará para siempre la placidez de sus vidas y que, de saberse, tumbaría los códigos éticos de los que ambas se han venido nutriendo. Los destinos de Charlotte y Delia quedan trágicamente atados bajo la inviolabilidad del secreto que comparten, consolidándose entre ambas una tormentosa relación en la que convergerán los celos, la compasión, el amor filial y la suspicacia.

Edith Wharton nació en Nueva York en 1862. Su familia era de clase alta, comparable a la aristocracia europea, y consecuentemente recibió una esmerada educación privada. Antes de cumplir los cinco años viajó por primera vez con sus padres a Europa. En 1885, cuando tenía veintitrés años, Edith se casó con Edgard (Teddy) Robbins Wharton, doce años mayor que ella. Se divorciaron en 1913 a causa de las repetidas y públicas infidelidades de su marido, que afectaron mental y físicamente a la escritora y que motivaron que tuviera que ser ingresada en una casa de reposo. A partir de su matrimonio también pasaría parte de cada año en Europa: en Italia primero y en París después, donde se estableció en 1907, en un apartamento en la rue de Varennes donde viviría rodeada de princesas y duquesas, novelistas, historiadores y pintores, hasta su muerte.

Durante un tiempo mantuvo un sonado idilio con el periodista estadounidense William Morton Fullerton. Éste era bisexual y alternaba a la escritora con Lord Ronald Coger, Rajá de Sarawak. Ella misma, también bisexual, mantuvo una larga relación con la cantante de ópera Camilla Chabbert, y relaciones esporádicas con la poeta y guionista Mercedes Acosta. En 1907 se estableció definitivamente en Francia, donde se convirtió en discípula y amiga de Henry James. Su obra más conocida es La edad de la inocencia, publicada en 1920 y ganadora del premio Pulitzer en 1921.

Edith Wharton está considerada la más genial novelista americana de su generación, admirada por intelectuales de la talla de Henry James, Francis Scott Fitzgerald, Jean Cocteau y Ernest Hemingway. Falleció el 11 de agosto de 1937 en la localidad de Saint-Brice-sous-Forêt, cerca de París. Está enterrada en el Cementerio de Gonards en Versalles.

Comentarios en estandarte- 0