Pasión por leer. Pasión por escribir.

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > ¿Qué es un exlibris? ¿Cómo se escribe?

¿Qué es un exlibris? ¿Cómo se escribe?

Ambas opciones son válidas: una para la locución, otra para el sustantivo.

03 de agosto de 2022. Estandarte.com

Qué: duda ortográfica y significado de ex libris y exlibris

Significado de exlibrisProcedente del latín, la locución ex libris literalmente se traduce como “de entre los libros”, según indica el Diccionario de la lengua española, y se escribe seguida del nombre de su propietario para indicar que ese ejemplar es «de los libros de Fulano de Tal». Cuando se utiliza así, como locución, lo recomendable es escribirla como el original, en dos palabras, y resaltarla con cursiva: ex libris.

La opción exlibris, en una sola palabra de tres sílabas, llana, invariable en el plural y escrita sin resalte tipográfico (es decir, en redonda), es la adecuada para el sustantivo, de uso más común y que, según la definición de la RAE, hace referencia a la “etiqueta o sello grabado que se estampa en el reverso de la tapa de los libros, en la cual consta el nombre del dueño o el de la biblioteca a que pertenece el libro”.

El sustantivo (como la locución de la que procede) desprende sabor añejo, nostalgia y amor y celo por los libros. Estos exlibris regalan excelentes pistas para que los arqueólogos del libro indaguen en la historia de los ejemplares: no solo informan sobre el nombre del propietario (o los distintos propietarios, si ha ido pasando de mano en mano), sino también sobre sus gustos, intereses, posición social, familiar, etc., según la elección del diseño con motivos heráldicos, infantiles, religiosos, relacionados con profesiones, con animales, con Cervantes y su Quijote… Los hay que hacen las veces de mal de ojo hacia aquel al que se le ocurra obviar el sello de propiedad y pretenda quedarse con el ejemplar; algunos son divertidos, otros macabros, eróticos… Los hay con firma de artistas como Alberto Durero, Gustav Klimt o Salvador Dalí, que creó uno para Lorca…

Su valor artístico les ha asegurado un hueco en instituciones como el Museo Británico, donde se encuentran la placa de barro cocido del faraón egipcio Amenofis III (s. XV a. C.) –señalada como el primer antecedente de los exlibris porque indicaba que él era el propietario de los estuches de papiros de su biblioteca– o la colección de Augustus Wollaston Franks, o la Biblioteca Nacional de España, con importantes colecciones como la de Concepción Montsaltvaje y piezas como el grabado que Goya le hiciera a Jovellanos o diseños de José Triadó, Alexandre de Riquer o Antonio de Guezala.  

Su estudio comparado permite también reconocer el desarrollo y evolución de técnicas (inscripción manuscrita, grabados en madera o en metal, serigrafía, litografía, impresión offset, sellos de caucho…) y los cambios en los gustos y en las sensibilidades artísticas en una variedad infinita que comprende desde sencillos monogramas hasta complejas composiciones alegóricas, simbólicas o heráldicas.

Sobre todo desde finales del siglo XIX, despiertan la pasión de muchos coleccionistas, subrayando la idea de que su misión hace tiempo que superó la de referir la propiedad.

Comentarios en estandarte- 1

1 | Ramón 02-03-2020 - 13:13:19 h
¿Me podéis indicar dónde comprar un exlibris en Madrid?