Síguenos en:   

Portada > Noticias > Editoriales > Empleos, descargas ilegales y libros

Empleos, descargas ilegales y libros

Una reflexión de Ernest Alós en torno a las descargas ilegales.

17 de febrero de 2012. Ernest Alós (El Periódico Extremadura)

Qué: La piratería del libro pone en vilo 80.000 empleos Autor: Ernest Alós (El Periódico Extremadura) 

La piratería del libro pone en vilo 80.000 empleos. (La industria de la edición española se enfrenta al reto de una reconversión. El hundimiento del mercado musical acabó con el 40% de los puestos de trabajo.)

Hace unas semanas, el director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, lanzó un reto: ante el incremento de la piratería en el sector del libro y la falta de conciencia de que no pagar por descargar un libro en la red que su autor querría vender es tanto como robar hay que explicar una cosa a la sociedad: que está en juego el trabajo de mucha gente. ¿De cuánta? Aunque no hay datos oficiales (y los que se dan habitualmente o están hinchados o son previos a la crisis), un rastreo subsector por subsector ofrece una respuesta a la pregunta de Blecua. Unas 80.000 personas viven de la industria del libro en España.

Dos amenazas penden sobre su futuro: que se recrudezca el descenso de las ventas de libros físicos, que oscila entre el 15% y el 20% desde el 2009, y que el grueso de los nuevos lectores digitales estén descargando sus ebooks gratuitamente, no comprándolos. ¿Y qué puede pasar con estas 80.000 personas? Pues depende del ritmo de adaptación de la lectura digital, de si los editores consiguen crear un mercado legal atractivo o de si campa la piratería.

Los editores
Las editoriales españolas generan 16.000 empleos directos y 15.000 indirectos, según el secretario general de la Federación de Gremios de Editores de España, Antonio María Ávila. Una cifra que, advierte el presidente del Gremio de Editores de Cataluña, Xavier Mallafré, oscila en una proporción casi directa al descenso de las ventas. Los editores han estado en primera fila en la demanda de una legislación que persiga las descargas ilegales de libros, aunque, mientras, crece muy lentamente en el sector la convicción de que la principal manera de combatirla es crear un mercado legal basado en precios bajos y sistemas de compra accesibles.

El problema no es lo digital, sino que desaparezca la economía normal y solo quede el mercado negro. No es razonable, ni es casualidad, lo que pasa en España: se le ha dicho a la gente que pagando por el ADSL lo tiene todo. Con esto no solo desaparecen puestos de trabajo sino también ingresos para el Estado, argumenta Ávila. Una cifra difícil de cuantificar, aunque solo el 4% de IVA de los 2.890 millones de euros facturados en el 2010 ya supera los 100 millones de euros.

Según Mallafré, ver qué había tras Megaupload al menos ha hecho que haya gente que se replantee las cosas; y si actúas sobre menos de 100 localizaciones en la red --calcula-- puedes eliminar el 80% de la descarga ilegal.

Para Mallafré, el reto es conseguir que, ya desde la escuela, los lectores asuman que cada autor ha de poder decidir cómo quiere ofrecer su esfuerzo y su talento y que sean conscientes de que el negocio editorial, a diferencia del comercio online multinacional o los dispositivos electrónicos, genera ocupación en el país, cuyos beneficios e impuestos se quedan aquí.

La distribución
El eslabón más débil en el mercado digital es el de la distribución: mover libros arriba y abajo emplea a 4.000 personas, en un sector atomizado en 200 empresas. Su función, en un entorno digital, legal o no, no se reduce, sino que se volatiliza.

José Manuel Anta, director general de la asociación que agrupa a los distribuidores (Fande) espera una concentración en el sector y una reducción de la estrategia de inundar el canal de venta de libros, con un movimiento de devoluciones que genera costes sin ningún ingreso.

Pero a largo plazo cree que el ebook es inevitable y que apenas quedan dos vías de reconversión: crear sistemas de impresión bajo demanda de los libros de fondo menos solicitados y reconvertir negocios de distribución especializados en tiendas online con un perfil propio, como Koomic.

(Publicado originalmente bajo el título La piratería del libro pone en vilo 80.000 empleos en www.elperiodicoextremadura.com/noticias/escenarios/la-pirateria-del-libro-pone-en-vilo-80-000-empleos_636926.html)

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 3

1 | Pablo Gonz 18-02-2012 - 11:03:31 h
La piratería de libros es un delito y, como tal, debe prevenirse (por medios educativos) y perseguirse (por medios legales). Otra cosa es cuando un autor decide poner sus libros en descarga gratuita. Quizás eso atenta contra la industria editorial pero puedo asegurar que quienes lo hacemos, sólo pretendemos abrirnos un camino en un medio que no necesariamente debe estar monopolizado por unos pocos. Es la lucha de la cultura libre. Un cordial saludo, PABLO GONZ

2 | Elena 21-02-2012 - 16:23:23 h
Yo no estoy a favos de las descargas ilegales, pero el precio de los libros tradicionales es prohibitivo. Si fuesen mucho mas baratos la pirateria se reduciria tambien. Y tampoco entiendo por que sigue existiendo una ley por la que hay que esperar 70 años (o 50 segun en que paises) tras la muerte del autor para que su obra sea de libre distribucion. El arte y la cultura tienen que ser de todos, tras la muerte del autor las obras deberian pasar a formar parte de un fondo universal libre.

3 | Sergio 23-04-2012 - 21:11:11 h
Lo primero decir que por supuesto estoy encontra de la piratería pero aquí no se dice toda la verdad. Muchas veces se dan cifras de supuestas perdidas ocasionadas por las descargas ilegales, pero nunca son ciertas. Hace un tiempo se dijo que en España había aumentado la lectura de libros en jóvenes y quizás el motivo es sentirse atraídos por las nuevas tecnologías que les permiten almacenar esos libros de los que disfrutan. Pienso que si tuvieran que pagar ese material no estaríamos hablando de esas cifras de lectura. Mi conclusión es que desde luego no se puede permitir que yo consiga libros de forma gratuita (ilegal) pero debería tener mas facilidad para comprar libros ya sea de forma física o digital. Mientras algunas obras sigan costando lo que cuestan existirá la piratería y esto es valido también para la música, cine, etc... En España alquilar una película en un videoclub online de forma legal es carísimo. Muchísimo mas que en Estados Unidos por ejemplo. Es un abuso y después decimos que este el país de la piratería cuando en realidad es del muchos aprovechados que se quieren forrar a cuenta de un país cada vez mas en crisis.

  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espa�ol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electr�nico
  • varios
Descargas ilegales, empleo, piratería y libros en España

Incertidumbre en el mercado del libro...

 

noticias literarias

 

Lucía Etxebarria deja de escribir
No publicará libros durante un tiempo, por culpa de la piratería.

 

Hernán Casciari: Para ti, Lucía Etxebarria
El creador de Orsai habla sobre piratería y descargas ilegales.

 

Wert y la guerra contra la piratería
Las declaraciones del ministro incendian la red...

 

Descargas de libros gratis y legales
Porque descargar libros no es ser un pirata. En absoluto.

 

Observatorio de Piratería: conclusiones
Piden mano dura... ¿No sería mejor replantear las cosas?