Síguenos en:   

Portada > Noticias > Premios > Sin premio por no firmar un formulario

Sin premio por no firmar un formulario

Fátima Vélez Giraldo se queda sin el Premio Ciudad de Bogotá.

04 de octubre de 2015. Estandarte

Qué: Fátima Vélez Giraldo pierde el Premio Ciudad de Bogotá por no firmar un formulario.

Imagina que escribes un libro de poemas: que buscas editorial y que, además, pretendes conseguir por él algo de dinero. Te presentas a un premio. Tu obra supera cribas, alcanza la final, lograr poner de acuerdo al jurado. Obtienes el premio: editarán tu libro, vivirás algunos meses de lo que has escrito... Algo así pensaría Fátima Vélez Giraldo, una poeta colombiana que envió su libro Diseño de interiores al Premio de Poesía Ciudad de Bogotá. Sin embargo, la historia no termina bien: Vélez Giraldo obtuvo el premio, pero lo perdió porque olvidó firmar el formulario de inscripción.

Según ha contado Fátima Vélez Giraldo en la web literariedad.co, «el 16 de septiembre de 2015, dos funcionarias públicas y un profesional universitario del área de literatura se reunieron para abrir el sobre que contenía la identidad del ganador del concurso Premio Nacional de Poesía Ciudad de Bogotá 2015. Los jurados Catalina González Restrepo, Santiago Mutis Durán, Ramón Eduardo Cote Baraibar hicieron su selección el 6 de septiembre, después de leer las 26 propuestas preseleccionadas por seis lectores, quienes a su vez leyeron ciento noventa y siete propuestas (se habían presentado 241 pero 44 fueron rechazadas por no cumplir con los requisitos formales). En el sobre se descubre que la ganadora es Teresa Calp, con su libro Diseño de Interiores. Teresa Clap, no Teresa Calp, como dice el acta (he ahí un error de forma que no será castigado), es el seudónimo de Fátima Vélez Giraldo, identificada con cédula de ciudadanía 24.336.358 de Manizales».

Todo se torció cuando Fátima Vélez Giraldo continuó leyendo el acta del jurado, que la descalificaba por haber olvidado firmar el formulario de inscripción. En las bases del Premio de Poesía Ciudad de Bogotá, dotado con 45 millones de pesos colombianos, se indicaba que se rechazarían las candidaturas que no presentaran completo el «contenido de la propuesta o la documentación formal de acuerdo a las condiciones previstas en esta cartilla».

Fátima Vélez Giraldo se ha defendido con numerosos argumentos, desgranados en el artículo que citábamos, pero ha visto cómo la entidad convocante del Premio de Poesía Ciudad de Bogotá distinguía a Jorge Hernando Cadavid por Los cuadernos del inmunólogo Miroslav Holub. Por su parte, Fátima Vélez Giraldo continuará enviando sus libros a premios «porque para los escritores, y en particular, para los poetas no hay muchas más opciones, por lo menos en Colombia. En un país donde el promedio de lectura es de dos a tres libros anuales por persona (y habría qué ver qué libros) las esperanzas para la publicación de poesía son nulas. Nadie lee poesía en Colombia».

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 6

1 | Francisco Gariboldi 13-10-2015 - 13:49:43 h
¡¡¡ Qué pedazo de bellas personas los tíos organizadores del concurso !!! Sugiero a Fátima editar el libro con la leyenda de ser el ganador honroso perdedor del concurso. Franco, desde Chaco, Argentina

2 | Domingo Vivanco 13-10-2015 - 20:41:52 h
Quizá toda esta historia haga que algún editor voltee a ver el libro de Fátima. Con la publicidad que puede generar la mentecatez del jurado, su cretinismo, su falta de tacto, su inconcebible inhumanidad y su rigidez incompatible con el mundo de las letras, es posible.

3 | Luz Giraldo 14-10-2015 - 03:15:01 h
Si se lee poesía en Colombia, aunque paradójicamente muchos asisten a lecturas y tiene el festival mas importante del mundo en Medellin, Premio Nobel Alternativo, por demás. Desafortunadamente Fátima no sólo no firmo el formulario, sino no cumplió otro de los requisitos: estar radicada en Colombia. No sobra decir que es excelente poeta.

4 | Alberto Segovia 18-10-2015 - 06:20:12 h
Lo paradójico es que el premio de novela convocado también este año por la misma entidad le fue arrebatado del mismo modo al ganador por no firmar el acta. Pero hay un hecho en el que la organización se cubre las espaldas: No revela el nombre que hay detrás del seudónimo. Otro dato curioso: el ganador del concurso de cuento no ha tenido la menor difusión. Es triste e inexplicable el silencio que rodea estos premios, cuya recompensa económica es tan alta. ¿Qué ocurrirá?

5 | Edgar Martín Porras 18-10-2015 - 08:08:30 h
Esto es cierto. El concurso de novela dice: Premio Nacional de Novela Nuevas Voces Emecé-Idartes y, según el acta, la novela ganadora debió haber sido: DE ROSADO ARROJO, enviada con el seudónimo de MARYURY TUCHENKO. El nombre del escritor o escritora no fue señalado (¿por qué razón?). Lo cierto es que de forma idéntica a lo ocurrido a Fátima Vélez Giraldo, quien haya sido el autor de esta obra, olvidó también firmar el formulario y le arrebataron el premio por una medida administrativa de mayor peso que cualquier consideración estética. ¡Que genios, qué desarrollo ético, qué ejemplo de funcionarios! ¡Qué partida de mediocres e incompetentes, qué desperdicio de celadores, de serenos de la cultura!¿En qué manos estamos? Si les hubiera correspondido deliberar sobre obras como Rayuela o Cién Años de Soledad, también les habrían escamoteado el premio. No estaban estos funcionarios capacitados para dirimir una situación de este nivel.Debieron remitir el caso a una deliberación más competente, un comité de artistas y funcionarios sensibles capaces de entender que si de premiar la mejor obra se trataba, teniendo en cuenta que los ganadores eran perfectamente identificables por la fotocopia de la cédula y el nombre y apellidos consignados en el formulario, hubieran dispuesto llamar al ganador sin más ni más, darle la buena noticia y decirle: venga y firme.Quienes decidieron semejante atrocidad, debieron declararse impedidos para pronunciarse sobre un tema que ya no era de su competencia.Esto sí habría sido una posición ética, honesta y desmesurada. ¿creyeron acaso que su decisión elevó de inmediato la calidad de la segunda obra que ahora pasó al primer lugar? Sin duda debieron creerlo. ¿Qué tal una situación semejante a cargo de un comité médico que deba deliberar sobre una vida en riesgo? Es triste la situación de las letras en Colombia. Ningún medio de comunicación se ha pronunciado sobre el hecho de que el ganador del premio de libro de cuento Ciudad de Bogotá fue el talentoso escritor Jorge Aristizábal Gáfaro con la obra LA GESTA DEL CANIBAL. De él sé, por ejemplo, que es el autor de un maravilloso libro, laureado también y que se titula GRAMMATICAL PSYCHO. Pero, ¿por qué no se han ocupado de difundirlo, de darlo a conocer? Sin duda la situación está en las manos precarias de quienes toman estas decisiones. No tienen la menor idea de lo que significa la literatura. Para ellos él ganó por haber firmado el formulario. Nada más.

6 | German Ossa Giraldo 18-10-2015 - 08:39:48 h
¡plop...!, pues si es verdad todo eso, deben darlo a conocer. Para mí hay gato encerrado. Muy triste que le hagan eso a la cultura. Claro, y los últimos interesados en que un fracaso de esos se difunda son los organizadores. Chitón, chitón. Como dice el filósofo, al que nace barrigón ni aunque lo fajen chiquito. Los funcionarios que voltearon todo, que pusieron arriba los de abajo y los de abajo arriba, no sabrán de arte ni de bellas letras, pero son pájaros que vuelan con todo y jaula. Uyuyuyyyy, zape gato.

  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios
Pierde un premio por no firmar un formulario

Fátima Vélez Giraldo.

 

noticias literarias

 

Premio de Poesía Hermanos Machado
Jorge Valdés Díaz-Vélez, ganador de la primera edición.

 

La hora del recreo: el trabajo infantil
Escritores y fotógrafos se unen contra la explotación infantil.

 

Exposición en la Feria del Libro de Madrid
Son fotografías tomadas del libro La hora del recreo.

 

El testamento de María, de Cólm Toibín
Un polémico monólogo teatral del gran escritor irlandés.

 

¡Sorteamos un lote de libros!
Con Estandarte, disfruta de las mejores lecturas.