Síguenos en:   

Portada > Noticias > Libros > Novela > Los jardines del presidente, M. Al-Ramli

Los jardines del presidente, M. Al-Ramli

Vida, muerte y literatura en el Irak de Sadam Husein.

09 de julio de 2019. Estandarte.com

Qué: Los jardines del presidente Autor: Muhsin Al-Ramli Editorial: Alianza Literaria Año: 2018 Páginas: 360 Traducción: Nehad Bebars Precio: 19 € 

Los jardines del presidente, de Muhsin Al-RamliLo terrible es que una novela como Los jardines del presidente esté basada en hechos reales. Una novela donde se lee: “En un país sin platanares, los habitantes del pueblo se despertaron con el hallazgo de nueve cajas para transportar plátanos. En cada una de ellas estaba depositada la cabeza degollada de uno de sus hijos y el documento que lo identificaba, ya que algunos rostros habían quedado totalmente desfigurados por la tortura anterior a su decapitación o por la posterior mutilación, tanto que los rasgos con que habían sido conocidos a lo largo de su truncada vida ya no eran suficientes para identificarlos”. Lo terrible son los recuerdos y las explicaciones de su autor, el iraquí Muhsin Al-Ramli: “Comencé a escribir Los jardines del presidente en 2006 después de recibir la noticia del asesinato de nueve de mis parientes, que estaban ayunando en el tercer día de Ramadán. La gente de la aldea solo encontró sus cabezas en cajas de plátanos, junto con sus documentos de identidad. Dediqué la novela a sus almas”.

Lo increíble y lo hermoso es que de esas mezclas haya surgido un libro valiente, político, poético y onírico como Los jardines del presidente. Una novela que narra la historia –o mejor, las historias– del Irak en tiempos del innombrable dictador (innombrable porque el autor no quiere nombrarlo). Los protagonistas son tres amigos de la infancia, conocidos como “los hijos de la grieta de la tierra”: Ibrahim, Tarek y Abdulá. El primero ocupa el centro de la narración. Recibe el sobrenombre de ‘Quisma’, destino, y eso ya dice bastante de su actitud: “Todo es destino y ley”, es su lema. Apreciado por todos por su bondad y discreción, le caracteriza la sabiduría y elegancia a la hora de afrontar las tragedias.

Había nacido y se había criado en un remoto pueblo del norte de Irak, junto a los mencionados amigos: Tarek, de vida acomodada y al que siempre sonrió la vida; y Abdulá, huérfano y depresivo, a quien llaman ‘Kafka’ por su manera de pensar y por haber devorado las obras del autor checo. Como todos los amigos, los “hijos de la grieta de la tierra”, habían vivido juntos alegrías, esperanzas, amores... Como los amigos en esos tiempos y en ese país también habían padecido guerras, injusticias y las arbitrariedades del poder. Las buenas relaciones de Tarek permiten a Ibrahim lograr un empleo en Bagdad, en los jardines del presidente. ¿Qué provocó su muerte? ¿Qué le llevó a morir de tal manera? Los exóticos jardines del presidente esconden la respuesta tras sus verjas.

Por desgracia Los jardines del presidente no es un thriller. Los hechos, como el del inicio, tienen su poso de verdad y horror. Muhsin Al-Ramli afirma haber escrito esta novela a trompicones. Dos años después de iniciada su escritura, otra historia, otra noticia, le dio un nuevo empujón a la escritura: la de “alguien cuyo trabajo era enterrar a personas anónimas ejecutadas en Irak y que guardaba de manera secreta algo que les pertenecía, ya fuera una tarjeta, un reloj o un anillo. Él registraba algunas de sus características personales e información sobre dónde fueron enterrados. Después de la caída del régimen, ayudó a muchas familias a encontrar los restos de cadáveres de sus seres perdidos”.

La novela fue escrita en Granada, Irak, Asturias… pero después de ese periplo “hice varias revisiones en Madrid, así que la escritura comenzó y terminó allí, donde vivo”. En esta ciudad, a la que llegó en los 90, Muhsin Al-Ramli es profesor en la Universidad de San Luis. Considerado uno de los más importantes novelistas y dramaturgos iraquíes, además de traductor de varios clásicos españoles al árabe, es fundador y coeditor de la revista cultural Alwah. Por Los jardines del presidente ganó el English Pen Award, pero su premio más importante quizá sea el que ha conocido a través de las reacciones y agradecimientos de los lectores: haber puesto palabras y sentimientos a lo que pasó en Irak y razones a lo que sigue sucediendo.

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios
Los jardines del presidente, de Muhsin Al-Ramli

Los jardines del presidente, de Muhsin Al-Ramli.

 

noticias literarias

 

El síndrome Obama. ¿Un nuevo Bush?
Tariq Ali analiza dos años de gobierno en Estados Unidos.

 

Carlos Labbé, Caracteres blancos
Es el primer libro de cuentos publicado por el escritor chileno.

 

Vargas Llosa dice no al Cervantes
El gobierno de Rajoy le propuso ser su presidente.

 

¿'La presidente' o 'la presidenta'?
La Fundéu aclara qué voz define a las altas mandatarias.

 

Se reedita 'Velocidad de los jardines'
Páginas de Espuma recupera el libro ya clásico de Eloy Tizón.