Síguenos en:     

Portada > Noticias > Libros > Ensayo > Ismaíl Kadaré: la Gran Estratagema

Ismaíl Kadaré: la Gran Estratagema

José Carlos Rodrigo Breto le dedica un completo ensayo al gran escritor albanés.

23 de octubre de 2018. Estandarte.com

Qué: Ismaíl Kadaré: la Gran Estratagema Autor: José Carlos Rodrigo Breto Editorial: Ediciones del subsuelo Año: 2018 Páginas: 351 Precio: 24 € 

Ismaíl Kadaré: la Gran Estratagema, de José Carlos Rodrigo BretoEl poeta y ensayista José Carlos Rodrigo Breto (Madrid, 1967) lleva toda la vida dedicado a la literatura y la última parte específicamente a la literatura de Ismaíl Kadaré. Este ensayo, titulado Ismaíl Kadaré: la Gran Estratagema, que ahora publica Ediciones del subsuelo, es fruto de diez años dedicados al estudio intenso y la interpretación de la obra de escritor albanés. El libro hereda y destila lo mejor de las mil páginas la de tesis doctoral que defendió con éxito hace tres añosy que se titulaba: Ismaíl Kadaré y la Gran Estratagema: Reflejos literarios del totalitarismo.

En ella se anunciaba ya quién fue y en qué consistió la vida y la lucha de este escritor poco conocido, a pesar de los reconocimientos: recibió en 2005 el primer Premio Booker Internacional y en 2009 se le concedió el Príncipe de Asturias de las Letras. Además, año tras año es uno de los candidatos “fijos” al Nobel de Literatura.

“Totalitarismo” y, obviamente, el nombre propio del autor, Ismaíl Kadaré, en el título de la tesis de Breto, en la misma línea, conformando la cara y la cruz de una vida, de una obra también, de un relato. En la obra ya editada, Rodrigo Breto tiene una anécdota que explica muy gráficamente esta perversa indisolubilidad. Cuenta lo que le ocurrió en la ciudad natal que comparten el autor y el tirano: hablamos de Enver Hoxha, dictador comunista albanés, dirigente de la República Popular de Albania desde 1944 y hasta su muerte a mediados de los 80. La ciudad es Gjirokastër, donde ambos nacieron con una diferencia de 18 años; Kadaré en 1936 y Hoxha en 1908. Pues bien, es en esa ciudad, en las inmediaciones de “la casa natal del tirano, ahora convertida en museo etnográfico”, donde Rodrigo Breto encuentra un puesto que vende baratijas y recuerdos: “En un equilibro casi equilátero, se ofrecen las obras de Kadaré, el otro hijo ilustre, junto a desvaídos volúmenes y algunas fotografías ajadas, o unos planos que sitúan la localización de la casa del autor en relación con la de Hoxha; y como colofón, el souvenir más bizarro de todos: dos imanes de nevera, uno con el retrato de Enver Hoxha y otro con el de Ismaíl Kadaré, confeccionados de la misma forma. Las fotografías, tratadas de una manera semejante, significan que esos magnets pertenecen a una serie y, como tales, hay que adquirirlos, hay que llevarse el retrato de ambos, el del dictador y el del escritor, en conjunto, no se puede deshacer la sociedad, son dos mellizos enlazados por el cordón umbilical de la historia. ¿Y quién puede desear un imán con la macilenta cara de Enver Hoxha, siniestra, para colocarlo en la puerta de su nevera, junto con el rostro de Kadaré, afable pero tampoco muy cómodo de encontrar en un refrigerador? Pues yo, pues yo, yo los quiero, a ambos. Me los llevo por un precio irrisorio”.

Imposible desligar a uno de otro. Pegados como uña y carne o como carne y sangre. Unidos desde en un grotesco cachivache hasta en la literatura. El totalitarismo y sus maneras constituyen uno de los ejes de la obra de Kadaré, que culmina en la parábola titulada El palacio de los sueños (1988), publicada aún en tiempos de la dictadura comunista. La obsesión fue más allá en el tiempo que el mismo comunismo y sus rescoldos aún arden en obras posteriores como Tres cantos fúnebres por Kosovo (1999) y Frente al espejo de una mujer (2002). Estar frente a ese régimen, esquivarlo, odiarlo, burlarlo estaba en el propio ADN del escritor y lo constituía como también lo constituyeron las lecturas y relecturas de los mitos y de los clásicos, de los “jefes” como él los llama: “Mis jefes no han sido los jefes de la Albania comunista. Mis jefes son los jefes del mundo de la literatura: Dante, Shakespeare, Goethe, Kafka. Su presencia relativizó la presión del régimen que tenía que soportar. Cada escritor, si preserva su visión, trata de pertenecer a otro reino”, afirmaba Kadaré en entrevista en Radio Free Europe/Radio Liberty el 9 de noviembre de 2001.A las fructíferas relaciones de Kadaré con esos jefes escogidos y a las tormentosas no escogidos dedica Rodrigo Breto este ensayo con epígrafes tan sugerentes como Dante y Kafka se citan en Tirana. Era «noche otomana» en la Kadaria; Road movie albanesa (a paso de tortuga); o Cervantes y Kadaré: la novela cuántica.

Doctor en Estudios Literarios con querencia hacia la literatura centroeuropea, Rodrigo Breto tiene también una importante obra propia como novelista autor de obras como Los pequeños caballos azules(2003), El vaso Canope (2006), Kafkarama (2008) o Casillero del diablo (2013).

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
      | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios
Ismaíl Kadaré y la Gran Estratagema, de Rodríguez Breto

Ismaíl Kadaré: la Gran Estratagema, de José Carlos Rodrigo Breto.

 

noticias literarias

 

Rodrigo Soto publica El nudo
Uno de los mejores escritores de Centroamérica, en Periférica.

 

La Risa de Bilbao, contra la barbarie
El festival literario más divertido cumple tres años.

 

Rodrigo Rey Rosa, Premio José Donoso
El escritor guatemalteco obtiene el prestigioso galardón.

 

La novela '1984' se reeditará en Cuba
George Orwell supera, al fin, décadas de prohibiciones.

 

Escritores víctimas del totalitarismo soviético
La palabra arrestada, de Vitali Shentalinski.