Síguenos en:   

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > Oír y escuchar, ¿cuál es la diferencia?

Oír y escuchar, ¿cuál es la diferencia?

No son sinónimos, aunque se refieran a la percepción del sonido.

03 de diciembre de 2019. Estandarte.com

Qué: duda semántica entre los verbos oír escuchar. 

Confundir oír con escuchar no es un error nuevo, llevamos años y años oyendo tanto en los medios de comunicación como en el teléfono o en la calle el incorrecto “no se escucha” siempre que el sonido o la palabra no nos llega con claridad, cuando lo adecuado sería acudir al “no se oye”. Esa primera expresión ha arraigado con tal fuerza que parece difícil conseguir erradicarla. Pero no seamos pesimistas e intentemos poner cada verbo en su sitio.

¿Es lo mismo decir “se oye bien” que “se escucha bien”? El filólogo Fernando Lázaro Carreter, que fue director de la Real Academia Española (Zaragoza, 13 de abril de 1923-Madrid, 4 de marzo de 2004), ya lo aclaró en ese imprescindible e irónico libro que es El dardo en la palabra (Galaxia Gutenberg, 1977) y se mostró rotundo en la negación argumentándolo con un ejemplo cien por cien clarificador: “Un querido colega causó el estupor de un conferenciante que preguntó al público si se le escuchaba bien desde el fondo del salón: ‘Por aquí lo estamos escuchando pero no lo oímos’ fue su respuesta. No cabe más sucinta y didáctica explicación de lo que impide la sinonimia entre los verbos oír y escuchar: éste añade al primero la nota de deliberación y de atención que se pone al oír.”

Veamos qué nos dice el Diccionario panhispánico de dudas sobre estos dos verbos. Escuchar es: “Poner atención o aplicar el oído para oír (algo o a alguien).” Y explica –dato fundamental– que “escuchar es una acción voluntaria e implica interés o intencionalidad por parte del sujeto”. Si acudimos a la RAE sabremos que la palabra viene del latín vulgar auscultare con los siguientes significados “1. Prestar atención a lo que se oye. 2. Dar oídos, atender a un aviso, consejo o sugerencia. 3. Aplicar el oído para oír algo”.  ¿Ejemplos? “Escúchame”,” escuché su relato con emoción”; “jamás escuchas en clase” o “me encanta escuchar música”; pero nunca debemos usar, por muy popular que sea la frase, “¿se me escucha bien?”, “no lo escucho”, o “con tanto ruido es imposible escuchar nada”.

Distinta es la definición de oír (del latín audire) que según el Diccionario panhispánico de dudas significa: “Percibir por el oído (un sonido) o lo que (alguien) dice. Los ejemplos también lo dejan claro: “lo oía como quien oye llover” o “a través de la ventana oíamos el ruido del mar”  

Siguiendo con este segundo verbo, el diccionario explica que “puesto que oír tiene un significado más general que escuchar, casi siempre puede usarse en lugar de este, algo que ocurría ya en el español clásico y sigue ocurriendo hoy (…). Menos justificable es el empleo de escuchar en lugar de oír para referirse simplemente a la acción de percibir un sonido a través del oído sin que exista intencionalidad previa por parte del sujeto; pero ese uso también existe desde la época clásica y sigue vigente hoy, en autores de prestigio, especialmente americanos por lo que no cabe su censura”. No está muy de acuerdo en esta última apreciación Lázaro Carreter, para quien el uso de escuchar por oír “erizaría el pelo”

Y aquí un truco que puede ayudar a elegir el término adecuado a cada momento. Todo consiste en comparar oír y escuchar con ver y mirar: ver es a oír, lo que mirar es a escuchar. Vemos todo lo que nos rodea sin necesidad de fijarnos, pero miramos lo que nos interesa, nunca decimos no lo miro por no lo veo, como no debemos decir no lo escucho por no lo oigo.

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios
Oír y escuchar: diferencias

¿Oír y escuchar significan lo mismo?

 

noticias literarias

 

Los fondos sonoros de la Biblioteca Nacional
Ya puedes escuchar en la web los viejos discos de pizarra...

 

Los lunes odian a Laura Santolaya
"Prohibido escuchar canciones ñoñas" salta al papel.

 

Beatificar no significa canonizar ni santificar
No surgen dudas sobre canonizaciones y beatificaciones.

 

Cosmopoética: poetas del mundo en Córdoba
Herta Müller, Le Clézio, Júdice y mucho, mucho más...

 

¿Se puede escuchar La Voz de Lorca?
El festival 2014 Poetas por Km2 juega a imaginar la voz del poeta.