Síguenos en:     

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > Mandar a la porra, a hacer puñetas...

Mandar a la porra, a hacer puñetas...

Adaptadas de jergas como la militar o la marinera al lenguaje coloquial.

15 de abril de 2019. Estandarte.com

Qué: de dónde vienen las expresiones “echar con cajas destempladas”, “mandar a la porra”, “mandar al carajo” o “mandar a hacer puñetas”

 

“Echar con cajas destempladas”

Si te echan de un sitio con cajas destempladas desde luego no lo hacen de forma amable. Pero, ¿qué tienen que ver esos modales rudos con un tambor, que es a lo que se refiere el termino caja? En el foro de Patrimonio musical, un aficionado explica el significado de tambor destemplado: “es un tambor sin bordón. Como ya sabéis, los bordones son los muellecitos que hay bajo los parches de los tambores, los cuales se quitan cuando se quiera obtener un sonido más apagado. Luego, para volver al sonido habitual, se vuelven a tensar los bordones”. Y para el diccionario de la RAE destemplar, en una de sus acepciones, es “destruir la concordancia o armonía con que están templados los instrumentos musicales”. ¿Dónde está la relación con quitarte a alguien del medio de mala manera? Hay que situarse en un entorno militar pasado: un soldado cometía un delito y sus superiores decidían separarlo del cuerpo. Para escenificar el deshonor y la degradación pública, sus compañeros redoblaban los tambores, que previamente habían sido destemplados. Con cajas destempladas también se acompañaba al reo cuando iba a ser ajusticiado.

 

“Mandar a la porra”

De nuevo te echan de malos modos y, de nuevo, el origen está en el argot militar. Según la Fundación de la Lengua Española, recogiendo el comentario de José María Iribarren en El porqué de los dichos, “vaya usted a la porra” era la fórmula que empleaba el oficial para castigar a un soldado por una falta leve. La porra era el puño de plata que remataba el bastón del tambor mayor de los regimientos. El bastón, clavado en cualquier lugar del campamento para marcar el asentamiento, era donde ese soldado debía acudir para estar apartado y bien localizado. El portal de historia El reto histórico cuenta que esta expresión era muy utilizada por los soldados españoles que combatían en Europa en los siglos XVI y XVII.  

 

“Mandar a hacer puñetas”

Hacer puñetas es una locución adverbial coloquial con varios significados, según el Diccionario de la lengua española: además de para despedir a alguien de forma despectiva, sirve para desechar algo, para manifestar que algo se ha estropeado, que un asunto ha fracasado o para darlo por terminado.

En la línea de las anteriores, nos fijamos en la primera acepción: en la que denota el deseo de deshacerse de alguien porque resulta molesto. La confección de las puñetas –encajes o vuelillos de algunos puños, sobre todo de las togas de magistrados, catedráticos y ciertos eclesiásticos– era a mano con bordados que dibujaban flores y figuras. Requería mucho tiempo y paciencia y algunas fuentes indican que se realizaba en conventos apartados o en cárceles. Encomendándole esta labor, esa persona molesta estará entretenida y bien lejos durante un buen rato.    

 

“Mandar al carajo”

Según el Diccionario Náutico Abreviado, carajo es sinónimo de cofa, es decir, es una meseta colocada horizontalmente en el cuello de un palo para fijar los cabos de las velas, facilitar la maniobra de las velas altas, y antiguamente, también para hacer fuego desde allí en los combates. En las carabelas españolas se utilizaba como puesto de observación; no era fácil acceder hasta él y constituía el punto donde se estaba más expuesto al viento, al frío, los vaivenes de las mareas… Así que, además de idóneo para vigilar, también lo era para castigar al marinero que, por la razón que fuera, había que quitarse del medio. La expresión se utiliza no solo para dejar claro que se desea perder de vista a alguien, también para constatar desacuerdo.  Eso sí, siempre de forma despectiva.

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
      | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 1

1 | Manuel C.V 15-04-2019 - 10:07:12 h
Buenísima explicación del origen de las expresiones “echar con cajas destempladas”, “mandar a la porra”, “mandar al carajo” o “mandar a hacer puñetas”. ¡Gracias!

  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios
Las expresiones mandar a la porra, mandar al carajo o a hacer puñetas

Cuida que no te echen con cajas destempladas, o te manden a la porra, al carajo o a hacer puñetas.

 

noticias literarias

 

La expresión 'Cosas veredes'
De 'cosas tenedes' a 'cosas veredes'. Del Quijote al Mío Cid.

 

¿Quieres conocer el porqué de los dichos?
Una deliciosa obra de José María Iribarren, reeditada.

 

¿De dónde viene lo de "montar un pollo"?
La próxima vez que lo montes (o te lo monten), acuérdate de esto.

 

¿Por qué se dice "dormir la mona"?
Qué culpa tendrán los animales de nuestras borracheras...

 

¿La expresión 'en base a' es correcta?
La RAE nos ayuda: ni 'en base a' ni 'a nivel de'.