Síguenos en:     

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > La oración: definición, partes y complementos

La oración: definición, partes y complementos

Comunicar, describir, ordenar… esa es la tarea de la oración.

09 de mayo de 2019. Estandarte.com

Qué: Partes de la oración

La RAE, concreta y precisa, define a la oración –del latín oratio– como “Palabra o conjunto de palabras con que se expresa un sentido gramatical completo.” Esto es, una sola palabra es una oración si tiene sentido por sí misma y si es sintácticamente independiente. Por ejemplo, “Cantamos” lo es ya que indica claramente la acción; otra cosa es decir “Si cantamos”, con esto no afirmamos nada, necesita la compañía de otros elementos para completar su sentido: “Si cantamos, le alegraremos el día”, por ejemplo.

Si vemos la oración como si fuera un tren –comparación que leemos en la Gramática descomplicada de Álex Grijelmo– nos encontramos con el verbo ejerciendo de locomotora y al sujeto de maquinista. El sujeto (sintagma nominal sujeto) es la persona, animal, objeto, colectivo que desencadena una acción o del que decimos algo (“Nuestros amigos”) y el predicado (sintagma verbal predicado) es lo que decimos del sujeto (“vendrán mañana a la excursión”). Entre ambos es obligatoria la concordancia en persona y número.

El sujeto, cuyo núcleo suele ser un nombre o cualquier palabra que hace mención al nombre, posee sus particularidades. Puede estar presente en la oración y entonces se conoce como léxico (Tú escribes libros muy interesantes”) o estar sobreentendido y se descubre a través del número o la persona, entonces se denomina sujeto gramatical (“Recibimos un paquete muy extraño”) o, si es un sujeto elíptico, se toma de otro con el que se encuentra coordinado (“Sara está muy arrepentida, aunque no lo reconozca”, Sara es, de nuevo, el sujeto de “reconocer”). Los sujetos también pueden clasificarse como agente, cuando es quien realiza la acción; paciente, el que sufre la acción del verbo en las oraciones pasivas; o compuesto, cuando tiene uno o más nombres en la misma oración.

El predicado, con el verbo como núcleo, es ese elemento imprescindible de la oración, que unas veces afirma o niega algo del sujeto, mientras que otras veces se limita a describir una situación. Según el tipo de predicado hay oraciones copulativas, las de los verbos ser, estar o parecer, de significado bastante vago lo que pide un atributo para suplir esa falta de denotación: “Él es” no nos dice nada, pero si añadimos el atributo “joven” nos está contando cómo es. Estos dos elementos –atributo y verbo copulativo– forman el predicado nominal, que se corresponde con el predicado verbal de las predicativas, oraciones formadas con verbos de significación completa (“Los niños juegan”). Ambas pueden incluir complementos circunstanciales y si son predicativas, complemento directo o indirecto. El complemento directo designa el objeto (persona, animal o cosa) en que recae la acción expresada por el verbo; y el indirecto, por su parte, indica la persona o cosa que recibe el daño o beneficio de la acción expresada por el verbo. En “Arreglé el ordenador a Juan”, el complemento directo es “el ordenador” e indirecto “Juan”. Los complementos circunstanciales, como indica su nombre, cuentan las circunstancias que rodean la acción del verbo: se trata del cuándo, el cómo, el dónde… Suelen resolverse con adverbios o sintagmas preposicionales. Las preposiciones dan paso a otros dos tipos de complementos: el preposicional o complemento de régimen, aquel que impone el uso de un verbo en concreto (por ejemplo, informar “de” o insistir “en”) y el agente que se presenta en la oración pasiva como quien desencadena la acción del verbo (“por Marta” en la oración “El poema fue leído por Marta”). 

Hay un tipo de complementos, los predicativos, que hablan de cualidad y estado del sustantivo y el verbo. Su función es en las oraciones predicativas semejante a la del atributo en las copulativas.

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
      | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios
La oración: definición, significado, partes y complementos

Las partes de una oración: sujeto, verbo y predicado.

 

noticias literarias

 

¿Camisa a rayas o camisa de rayas?
Ojo, que no son correctas las dos, aunque se escuchen a menudo...

 

¿Detrás tuyo? ¿Encima mía?
Complementos preposicionales que no son complementos de posesión.

 

¿'Que' o 'de que'? El dequeísmo
Una guía para zafarse de este error gramatical, tan común.

 

Las claves del leísmo, laísmo y loísmo
Algunos trucos para usar sin errores los pronombres átonos.

 

Los pronombres personales
Suplantan a las tres personas gramaticales y cumplen sus funciones.