Síguenos en:   

Portada > Noticias > El español, nuestro idioma > ¿Por qué decimos kilómetro y kilolitro?

¿Por qué decimos kilómetro y kilolitro?

Cómo utilizar el acento y la tilde en los compuestos de -metro, -litro y -gramo.

28 de julio de 2019. Estandarte.com

Qué: Cómo utilizar el acento y la tilde en los compuestos de -metro, -litro y -gramo.

La RAE contestaba recientemente en twitter a esta duda sobre la acentuación y la tilde de los compuestos acabado en -metro, -litro y -gramo. La pregunta que se planteaba era por qué llevaban tilde los compuestos acabados en -metro y no los de -litro y -gramo.

La Academia aclaraba:

“Todas las palabras españolas formadas con el elemento compositivo de origen griego -metro (del griego -μετρος, de μτρον ‘medida’) son esdrújulas, pues el acento recae siempre en la sílaba que precede a este formante. Muchas de ellas son cultismos de origen grecolatino, bien procedentes directamente del griego, bien incorporadas a través del latín: dímetro, diámetro, hexámetro, perímetro, etc.; en ambas lenguas clásicas este elemento daba lugar a palabras esdrújulas, de manera que las que se han formado modernamente utilizando esta raíz sufija grecolatina, entre ellas kilómetro y un sinfín de términos que designan aparatos de medida (barómetro, pluviómetro, termómetro, etc.), han conservado la acentuación esdrújula que les hubiera correspondido de haber existido en dichas lenguas”.

Como corresponde a las esdrújulas han de llevar tilde.

“En cambio –prosigue la RAE–, los múltiplos y submúltiplos de las otras unidades de medida mantienen la acentuación llana de la respectiva palabra base (litro, gramo), ya que en estos casos no existe un elemento compositivo grecolatino que diera lugar a términos esdrújulos; de ahí que las palabras que designan los múltiplos y submúltiplos de litro y de gramo sean, todas ellas, llanas: kilogramo, kilolitro, hectogramo, hectolitro, miligramo, mililitro, etc”.

No está demás en este momento recordar las reglas básicas de la tilde:

La llevan:

·      las palabras agudas (la sílaba tónica es la última) cuando terminan en vocal, -n o –s como ojalá, camión o Andrés.

·      las llanas (la sílaba tónica es la penúltima)  cuando terminan en consonante que no sea ni –n ni –s como árbol o lápiz.

·      Las esdrújulas y sobreesdrújulas, siempre (la sílaba tónica es la antepenúltima o la anterior a esta) como estúpido, magnífico, kilómetro o ahórratelo. 

¿Qué te ha parecido la noticia?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
    | Enviar por correo
Comentarios en estandarte- 0
  • libros
  • citas
  • premios
  • editoriales
  • autores
  • talleres
  • El espaol, nuestro idioma
  • revistas
  • libro electrnico
  • varios