Síguenos en:   

{ La crítica recomienda }

 

 
 

Fariña

Nacho Carretero

11/01/2016

Crítica por: Alan Queipo

Ni filloas, ni queso Bama, ni vino albariño, ni pulpo, ni churrasco, ni percebes. El producto que realmente ha marcado un antes y un después en el mercadeo exportador (e importador, a modo de laboratorio de cata y comercio de barrio a la vez) de Galicia ha sido la droga, en sus muy distintas acepciones: desde tabaco a cocaína o heroína, por mentar algunos de los apodos de algunos de los productos más populares.

Así consigue retratarlo Nacho Carretero en Fariña, un auténtico libro de historia no sólo de los tejemanejes y corruptelas de los capos y mandamases del narcotráfico y el contrabando en terruños y mares gallegos, sino también un manual que penetra en la idiosincrasia de un pueblo desde el siglo XIX, cuando algunas localidades y aldeas de la Galicia más rural comenzaron a erigirse como indeterminadas zonas fronterizas donde desarrollar estraperlo y contrabando no tanto para tentar a la ley, sino para sobrevivir cual buscavidas en zona de nada; hasta antes de ayer, cuando las principales rutas marítimas desde América del Sur hasta Finisterre convertían al Océano Atlántico en una especie de puerta de entrada o, más gráficamente, en una cinta previa a la caja registradora de este gran supermercado de droga que es, primero, Galicia; segundo, España; y tercero, Europa.

Como si de una especie de Roberto Saviano (el periodista y escritor napolitano que desenmascaró y exhibió las dinámicas mafiosas de La Camorra italiana) a la gallega, Nacho Carretero logra condensar más de tres décadas de investigaciones periodísticas y/o libros publicados sobre algún tipo de operación relacionada con la droga en Galicia (desde libros sobre testigos protegidos o capos de cárteles hasta entrevistas, recortes de periódicos y la historia oral recogida a día de hoy sobre el tema).

Y lo consigue haciendo un estudio pormenorizado, especialmente gráfico (literalmente: el libro incluye un mapa que explica la ruta de la cocaína entre Colombia y Galicia, una ilustración con el perfil de las macroplaneadoras medias o un gráfico con el número de incautaciones de cocaína en España en los últimos treinta años) y con una dinámica articulista, con capítulos breves que profundizan en cuestiones como la privilegiada situación geográfica de la Comunidad Autónoma; los pioneros en el contrabando de tabaco; la creación de la mafia gallega; la relación de los capos con la clase política; la defensa a ultranza de esos capos y la exhibición de esos seres cuasi “modélicos” dentro de la dinámica social de Galicia; la exhibición de nombres propios centrales en el narcotráfico gallego, español y europeo (Marcial Dorado, la ROS S.L., Laureano Oubiña, los Charlines, Sito Miñanco y un largo etcétera); o el relevo contemporáneo del negocio de la droga hoy día.

Un auténtico manual que se antoja como una recopilación de una serie de micro-artículos de pocas páginas que confinan la Gran Biblia, por un lado, del Narcotráfico en Galicia, y por otro, de la idiosincrasia de un pueblo que lleva conviviendo con la trampa sin estigmas ni demonios, incluyéndola como parte de la sociedad. Un libro necesario no tanto por su valor historiográfico, documental y recopilador, sino porque se mueve entre la tragedia, la comedia y la historia oral, nasal y vascular que aspira y casi no respira.

¿Qué te ha parecido la crítica?
Vota:              |  Resultado:            
¿Quieres compartirla?
      | Enviar por correo
Comentarios - 0

Crítica literaria